El superávit de la Seguridad Social cayó el 41,07% por ciento en 2009, respecto al año anterior, hasta los 8.501,83 millones de euros, cifra que representa el 0,81% del PIB.

Este superávit fue resultado de unos ingresos de 123.464,28 millones de euros, el 0,63% menos que un año antes y unos gastos de 114.962,45 millones de euros, el 4,80% más, según los datos provisionales de las cuentas del Sistema, avanzados este jueves por el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado.

El menor superávit es consecuencia del aumento de los gastos y de la pérdida de 727.473 afiliados a la Seguridad Social en 2009.