Burutaran rechazó este arresto en un comunicado y subrayó que la libertad de expresión "es uno de los derechos fundamentales de las personas" que se recoge en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El edil incidió, asimismo, en que Greenpeace es una organización "que siempre ha realizado sus acciones de protesta de una manera pacífica", y añadió que los integrantes de la organización "nunca han eludido las acciones judiciales que se han ejercido contra ellos como consecuencia de las acciones de protesta realizadas".

"La prisión preventiva es un instrumento excepcional recogido en el ordenamiento jurídico que se debe emplear cuando existan riesgos de destrucción de pruebas o la posibilidad de eludir la justicia de las personas acusadas", opinó Burutaran, para quien "no se produce ninguno de estos supuestos" en este caso.

La aplicación de la prisión preventiva y la incomunicación supone "una medida totalmente desproporcionada y carece de fundamento jurídico que la sustente" desde el punto de vista del concejal.

El edil recordoó que López de Uralde, Christiansen y Schmutz fueron arrestados el pasado 17 de diciembre por realizar una acción pacifista de protesta durante la cena de gala ofrecida por la Reina de Dinamarca, Margarita II, a los diferentes jefes de estado y de gobierno que asistieron a la Cumbre.

López de Uralde, junto con otros integrantes de Greenpeace, consiguió "infiltrarse" en la cena y desplegar dos pancartas en las que aparecía escrita la leyenda "Politicians talk, Leaders ACT. Greenpeace" (los Políticos hablan, los Líderes actúan. Greenpeace).

Debido a esta acción, los tres integrantes de Greenpeace y el también integrante de la misma organización Joris Thijssen, que fue detenido posteriormente, continúan en la actualidad en prisión en régimen de aislamiento, y su puesta a disposición judicial está prevista para pasado mañana.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.