La decisión fue anunciada en un comunicado del Ministerio en el que se informó además de que Moratinos ha expresado 'su rechazo en los términos más tajantes' a las declaraciones del mandatario iraní.

En una conferencia en Irán contra el sionismo, Ahmadineyad retomó la famosa frase del ayatolá Jomeini de que Israel 'debe ser borrado del mapa', y apostó por que una nueva oleada de enfrentamientos en Palestina y una agitación en el mundo árabe sirvan para conseguir este objetivo.

Condena de Londres y París

Las palabras del presidente iraní también han sido condenadas por el titular francés de Exteriores, Philippe Douste-Blazy, quien convocó el miércoles al embajador de Irán en Francia para pedir explicaciones.

El portavoz británico de Exteriores aseguro que el Gobierno británico presentará hoy, jueves, una protesta formal ante el embajador de Irán en Londres y calificó las palabras del presidente iraní de "molestas y repuganantes".