La institución provincial, a través del Programa de Ayudas a proyectos de cooperación internacional de este año, ha destinado un total de 48.000 euros de subvención con la finalidad de sensibilizar a la sociedad y frenar la movilidad de los menores conteniéndolos en el seno familiar, según informó la Diputación en un comunicado.

El proyecto pretende atender directamente a 1.700 niños y sensibilizar a 40.000 familias. Los beneficiarios indirectos, según estudios realizados por Cruz Roja, alcanzarán más de diez millones de personas, que corresponde a la población que habita en las regiones en las que se va a intervenir.

Según el estudio realizado por Cruz Roja para la puesta en marcha de este programa, los niños de estos cuatro países africanos están sometidos a situaciones de pobreza y una vulneración constante de los derechos de la infancia, "lo que propicia una explotación infantil constante y una merma de su desarrollo físico, psicológico y social, hasta el punto de hacer peligrar sus vidas", comentan desde esta ONGD.

Por eso, este proyecto pretende prevenir la explotación y el tráfico infantil a través de la sensibilización de la sociedad africana y la disminución de la pobreza, algo que se consigue "haciendo que el voluntariado de Cruz Roja realice acciones de formación e información en colegios, mercados, comunidades donde exista más afluencia de menores traficados, líderes comunitarios, policía, asociaciones de mujeres, sindicatos de transportistas y población en general", tal y como explicó el diputado de Cooperación Municipal e Internacional, Juan José Medina.

Asimismo, este programa contempla también la generación actividades que reporten ingresos en aquellas comunidades donde exista mayor afluencia de niños explotados. Es el caso de actividades agrícolas y de cría y engorde de animales, que serán controladas a través de asociaciones, con el fin de que los beneficios obtenidos se destinen a mejorar los ingresos de las familias con los menores más vulnerables.

Consulta aquí más noticias de Valencia.