Robo de la placa de entrada a Auschwitz
Réplica de la placa colocada sobre la puerta de entrada al campo de concentración nazi de Auschwitz (Polonia). EFE

La famosa placa que preside la entrada al campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz, en la que puede leerse en alemán la frase 'Arbeit Macht Frei' (El trabajo os hace libres), ha sido robada, denunciaron este viernes los responsables del museo de esta instalación. Se ha colocado una copia de la placa hasta que aparezca la original

La Policía local ha ofrecido una recompensa de 5.000 zloty (más de 1.200 euros) por cualquier pista que pueda llevar a recuperar la inscripción, que desapareció durante la pasada madrugada.

Se ha colocado una copia de la placa hasta que aparezca la original, elaborada por el prisionero Jan Liwacz.

"Este lugar está protegido, pero independientemente de eso, era impensable que tal cosa pudiese ocurrir. Este robo es un acto atroz. Espero que las acciones policiales que han comenzado concluyan con éxito", explicó el portavoz del museo, Jaroslaw Mensfelt.

Recuperarla, una cuestión de honor

Para los agentes, recuperar la placa es "una cuestión de honor", señalaron desde la comandancia de Policía de Oswiecim, la localidad del sur de Polonia donde en 1940 las autoridades de ocupación alemanas establecieron el campo de concentración más mortífero de la historia.

En Auschwitz murieron más de un millón de prisioneros durante la II Guerra Mundial.

El presidente de Israel, Simón Peres, expresó la "conmoción" de su país por el robo del letrero, en un encuentro que celebró en Copenhague con el primer ministro polaco Donald Tusk.