El director ejecutivo de Greenpeace España, Juan López de Uralde, y otra activista de este grupo fueron detenidos hoy por la policía tras burlar la seguridad y acceder a la cena de gala para líderes mundiales en la Cumbre sobre Cambio Climático de Copenhague, confirmó a Efe Greenpeace.

López de Uralde y su acompañante, vestidos de gala, pasaron la seguridad del Palacio de Christiansborg, donde la reina Margarita II de Dinamarca presidía la cena.

En la entrada al banquete desplegaron una pancarta delante de las cámaras de la cadena de televisión pública danesa DR en la que se podía leer "Los políticos hablan, los líderes actúan", antes de ser detenidos por la policía.

El objetivo de la acción era llamar la atención sobre el hecho de que a sólo 24 horas para el cierre de la cumbre los líderes mundiales aún no habían cerrado un acuerdo climático.

Más activistas detenidos

Otros 19 activistas de Greenpeace habían sido detenidos horas antes al intentar colgar una pancarta con el mismo lema en un edificio contiguo al palacio de congresos Bella Center, escenario hasta mañana de la cumbre.

A la gala que se celebraba en ese momento en el Salón de los Caballeros del palacio asistían, entre un centenar de líderes, los presidentes de España, José Luis Rodríguez Zapatero; Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; Venezuela, Hugo Chávez; y Francia, Nicolas Sarkozy, así como la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro británico, Gordon Brown.