Dos agrupaciones fundamentales del movimiento ecologista local, Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) y Ecologistas en Acción, podrían desaparecer en breve si la Justicia no les perdona una deuda que consideran «inasumible», según sus portavoces.

Deben abonar parte de las costas judiciales tras haber perdido en los tribunales su litigio por la contaminación del Segura, de la que fueron absueltos empresarios y ex directivos de la Confederación Hidrográfica (CHS).

En la sentencia de la Audiencia de Alicante, se les reconocía haber «realizado una importante labor social dirigida a mejorar el estado del río Segura y conseguido impulsar la acción de las administraciones públicas implicadas en la solución de tan grave problema medio ambiental y por extensión para la salud de las personas».

No obstante, de nada les ha servido su recurso de casación ante el Tribunal Supremo (sólo para no pagar, no contra la sentencia de los vertidos). Es más, ahora esa deuda será mayor, con los gastos generados en esta otra instancia judicial.

Y tras desistir de acudir al Tribunal Constitucional, por si les reclaman nuevas costas, han enviado una carta al ministro de Justicia, Francisco Caamaño.

«Desconocemos el importe, pero estimamos que puede ser una cantidad inasumible para nuestras entidades, sin ánimo de lucro; el pago puede hacer peligrar su propia existencia», argumentan. Y piden que la Abogacía del Estado –que defendió a los imputados de la CHS– renuncie a cobrarles.

Consulta aquí más noticias de Alicante.