Un tendero palestino, etiquetado como 'líder de un grupo terrorista' en la película Bruno, protagonizada por Sacha Baron Cohen, ha presentado una denuncia contra la cinta. Pide 110 millones de dólares (más de 75 millones de euros) como indemnización porque dice que Bruno "le ha arruinado la vida".

Según informan desde Fox News, Ayman Abu Aita se quejó de haber sufrido "daños y pérdidas" desde su aparición en el film, en el que fue identificado como líder del grupo terrorista al-Aqsa Martyrs Brigade.

Dijo que era un actor alemán haciendo documentales para la gente joven... No pensé que pudiera afectarme

El actor protagonista, Sacha Baron Cohen, encarna a un presentador gay austríaco que engaña a sus entrevistados en clave de humor, haciéndoles creer que participan en un documental. Precisamente esto es lo que creyó Aita cuando se prestó a la entrevista que concede a Cohen en la película.

"No hubo nada especial. Dijo que era un actor alemán haciendo documentales para la gente joven... Quería hacer una historia para movilizar a los jóvenes para ayudarnos (al pueblo palestino). No pensé que pudiera afectarme", dice Aita.

Días antes del estreno de la cinta, Cohen acudió al show de David Letterman, emitido por la CBS, donde anunció la entrevista al líder del grupo terrorista que aparecería en el film, y que habría tenido lugar en "una localización secreta", algo que también desmiente Aita.

En la denuncia, presentada contra Cohen, Letterman, NBC Universal, CBS Broadcasting, Worldwide Pants, Gannet Company y el director de Bruno, Larry Charles Wengrod, Aita es descrito como "un activista pacífico, hombre de familia y un destacado hombre de negocios", que nunca habría tenido nada que ver con ninguna acción terrorista.