Garoña
Fotografía de archivo de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos). ARCHIVO

Las centrales nucleares españolas notificaron en 2008 un total de 72 sucesos, de los que dos correspondieron al incidente por el que se liberaron partículas radiactivas en Ascó I (Tarragona), que dio lugar a un expediente y una sanción de 15,4 millones de euros, la más alta impuesta a una nuclear, anunció este miércoles la presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Carmen Martínez Ten, en la Comisión de Industria. El incidente de Ascó I dio lugar a un expediente y a la sanción más alta impuesta a una nuclear

Martínez Ten indicó que en 2010 el organismo estudiará la revisión de autorización de explotación de las dos plantas de Almaraz, con 29 y 26 años de funcionamiento, y la de Vandellós II, con 22 años, al término de su permiso vigente de 10 años. En 2011 analizará el de Cofrentes (Valencia), que lleva 25 años en operación, y las dos unidades de Ascó, con 27 y 24 años cada una.

La diferencia entre Garoña, cuyo cierre está previsto para 2013, y estas centrales es que ninguna de éstas sobrepasaría con su petición de prórroga los 40 años.

Los resultados de 2008 han puesto de manifiesto un funcionamiento "aceptable" de todas las centrales, aunque la mitad del parque requirió actuación reguladora específica por parte del CSN.

De los 72 sucesos notificados por las centrales, 67 fueron clasificados en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES) con el nivel más bajo (cero, "sin significación para la seguridad"); cuatro con nivel 1 ("desviación") y uno con nivel 2 ("incidente").

Depósitos para residuos

El desmantelamiento de Garoña implicará la construcción de otro nuevo depósito para los residuos, según la presidenta del CSN, quien dijo que el tema está "pendiente de resolver", aunque aconsejó "adoptar una decisión a este respecto; cuanto antes mejor".

El diputado del PSOE Francesc Vallès afirmó que antes de fin de año se publicará en el BOE la orden ministerial por la que se abrirá el procedimiento para que los municipios se presenten a albergar el almacén temporal centralizado, que dará trabajo a 150 personas.