Los vizcaínos cambian ahora el chalé por un piso porque no logran venderlo

  • Apuestan por permutar la casa de la costa, que sale muy cara, por una vivienda en Bilbao.
  • Incluso las promotoras se apuntan.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO
Chalés por pisos
Chalés por pisos
R. B.

«Cambio chalé junto a la playa por piso en el centro de Bilbao». Este anuncio, que en un principio podría sorprendernos, es algo común ya en la actual situación económica que vivimos. Después de meses y meses intentando vender el chalé, cuyos gastos de mantenimiento son muy elevados, los propietarios vizcaínos optan ahora por una nueva medida de atracción para futuros compradores: en vez de venderlo, cambiarlo por un piso en el centro de la ciudad.

Internet está plagado de anuncios en los que los dueños de casas en la montaña o en la costa, principalmente en Cantabria, ofrecen intercambiarlas por pisos más pequeños y funcionales, cuyos gastos de mantenimiento puedan ser mejor asumidos.

La razón de este nuevo estilo de oferta es la dificultad con la que se encuentran en estos momentos los propietarios para dar salida a los chalés en el mercado inmobiliario. No en vano, la compraventa de viviendas en Vizcaya se ha reducido, sólo durante el primer trimestre de 2009, en un 26% respecto al mismo periodo que el año anterior, según datos de Ascobi, la asociación de promotores y constructores.

Incluso las inmobiliarias, con los mismo problemas que los particulares para sacar a delante las promociones, se han sumado al carro y algunas ya ofrecen esta posibilidad. Es el caso de la inmobiliaria bilbaína Promociones Analda y Besan, que ofrece un chalé con todas las comodidades en Villasana de Mensa (Burgos) a cambio de un piso de igual valor en el Gran Bilbao, que pondría en alquiler. «Tenemos cuatro chalés que vendrían a costar unos 270.000 ó 300.000 euros, pero no se venden», comentan en la empresa.

"Quiero volver a mi barrio"

Ana Rodríguez, bilbaína de 42 años, está a un paso de la desesperación: «Compré un chalé en Ajo (Cantabria) para irme a vivir cerca de mi pareja y pensando en el futuro; pero la relación terminó y ahora quiero volver a mi barrio, Santutxu». En dos años a la venta, no ha logrado vender la casa, por lo que se interesó por un cambio. «Me comentaron que existía esa posibilidad y me lancé a ello, aunque aún no he tenido

Mostrar comentarios

Códigos Descuento