Samanta Villar se mete bajo tierra

  • La periodista ha vivido 21 días como una minera boliviana en una explotación de estaño con las condiciones de hace 400 años.
  • Samanta Villar viajó a Morococala, donde convivió con las familias mineras, que subsisten de lo poco que da la mina.
Samanta Villar, en el reportaje '21 días en la mina'.
Samanta Villar, en el reportaje '21 días en la mina'.
CUATRO

Tras el programa de septiembre dedicado a la crisis económica y sus devastadores efectos entre los menos favorecidos y el emitido en octubre, en el que Samanta Villar experimenta una vida de lujo y glamour, 21 días viaja a Bolivia para experimentar en su propia piel uno de los trabajos más extremos y sacrificados en 21 días en la mina (Viernes 27, 23.15 h).

Se trata del proceso de extracción del mineral de estaño a la antigua, casi manual. Y lo hará en Morococala, un centro minero con más de 100 años de antigüedad a más de 4.000 metros de altura situado en el interior del país.

Y como no es lo mismo contarlo que vivirlo, Samanta Villar convivirá durante 21 días con una de las familias que habitan en este centro minero y subsisten con lo que sacan de la mina. La periodista pasará por los mismos apuros, trabajando en unas condiciones extremas y muy peligrosas con el único objetivo de obtener un poco de estaño para poder comer, para dormir, para vivir.

Y todo, haciendo frente al mal de altura, masticando hojas de coca, metiéndose bajo tierra y recreando la vida de quienes se dedican a este duro trabajo. “Es lo peor que he hecho en mi vida, no he pasado más miedo nunca. Tengo serias dudas de si voy a continuar esta vivencia”, asegura Samanta Villar, después de su primer descenso para conseguir estaño.

Un juez de Sevilla ha abierto esta misma semana procedimiento abreviado contra la reportera Samanta Villar, imputada junto con una familia chabolista sevillana por el robo de unos hierros durante uno de los reportajes para el programa.

Tras el programa de septiembre dedicado a la crisis económica y sus devastadores efectos entre los menos favorecidos y el emitido en octubre, en el que Samanta Villar experimenta una vida de lujo y glamour, 21 días viaja a Bolivia para experimentar en su propia piel uno de los trabajos más extremos y sacrificados: el proceso de extracción del mineral a la antigua, casi manual. Y lo hará en Morococala, un centro minero con más de 100 años de antigüedad a más de 4.000 metros de altura situado en el interior del país.

Y como no es lo mismo contarlo que vivirlo, Samanta Villar convivirá durante 21 días con una de las familias que habitan en este centro minero y subsisten con lo que sacan de la mina: Samanta Villar pasará por los mismos apuros, trabajando en unas condiciones extremas y muy peligrosas con el único objetivo de obtener un poco de estaño para poder comer, para dormir, para vivir. Y todo, haciendo frente al mal de altura, masticando hojas de coca, metiéndose bajo tierra y recreando la vida de quienes se dedican a este duro trabajo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento