Elena Salgado
La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, durante su discurso. EFE

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, abogó este lunes por que la negociación colectiva se adapte a la situación de la economía, con la disminución, por ejemplo, de la jornada laboral o incluso de los salarios, en lugar de optar por la destrucción de empleo.

En su intervención en una jornada organizada por la revista The Economist, Salgado añadió no obstante que en una economía como la española, que está sufriendo una importante contracción de su demanda, ella "no haría una recomendación generalizada de rebaja de salarios".

La ministra de Economía y Hacienda recordó en cualquier caso que los salarios se han moderado en España, con aumentos mínimos en los últimos meses, tanto en el sector público como en el privado.

En su discurso, Salgado valoró el "muy responsable" comportamiento tanto de los sindicatos como de los empresarios, que han evitado que la crisis económica derivara también en una crisis social.

Flexibilidad en el mercado laboral

La ministra subrayó la necesidad de que, para que la competitividad de la economía siga aumentando, sea gracias a un aumento de la productividad, y no a factores temporales como la bajada de los costes salariales y de los precios.

También señaló que es buena la flexibilidad en el mercado laboral, pero no como se produce en España, ya que oscila entre el desempleo y el empleo temporal.
Como contraposición, destacó que el mercado de trabajo en España tiene la tasa de parados de larga duración más baja de los países de nuestro entorno.

En este sentido, sus declaraciones coinciden con las del director del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, quien también este lunes ha asegurado que una reforma del mercado laboral ayudaría "considerablemente" a la mejora de la economía española. Asimismo, señaló que la reformas estructurales "no se pueden ni evitar ni posponer" en España.