El ruido de la piqueta no deja dormir a los vecinos de Santa María de la Cabeza

  • Los obreros trabajan más allá de la medianoche y doblan el nivel de ruido permitido.
  • El Ayuntamiento de Madrid ordena currar a destajo.
Nati tiene las obras justo debajo de su ventana.
Nati tiene las obras justo debajo de su ventana.
JORGE PARÍS

Los vecinos de Santa María de la Cabeza (Arganzuela) llevan año y medio soportando las obras de prolongación del túnel bajo la calle. Ya se habían resignado, pero en las últimas semanas las molestias son ya insufribles. Los obreros han recibido la orden de acabar los trabajos "antes del 20 de enero", según un responsable de obra. Para cumplir el plazo no les queda otro remedio que trabajar a destajo, incluso pasadas la medianoche.

"Llevamos más de una semana con ruidos día y noche. Estamos de los nervios", protesta Nati Barceló, que vive "en primera línea de fuego". Otro vecino, José María, escribió a 20 minutos para quejarse de que "usan las taladradoras durante la noche; los niños lloran y no duermen".

La constructora ultima los trabajos bajo tierra, pero lo que realmente molesta a los residentes son las obras en superficie (reforma de aceras y cubierta del túnel). Se trabaja en tres turnos, de mañana, tarde y noche. "Hay que acabar rápido", dice un obrero.

"De forma habitual trabajan hasta las 00.30 h, e incluso han taladrado a la 1.45 h", explica Nati. También los negocios sufren el ruido: "Los clientes se quejan de que no descansan con las máquinas sonando hasta la una", añade el director del hotel Abba Atocha, Francisco Fernández. De hecho, la obra incumple la normativa municipal sobre contaminación acústica. La ordenanza prohíbe superar los 55 decibelios en áreas residenciales por la noche, pero un taladro en marcha llega a los 120 decibelios, el doble de lo permitido.

Fin del ruido "en 10 días"

Oficialmente, el área municipal de Obras niega que haya "trabajos ruidosos pasadas las 00.00 horas". Sin embargo, la directora de Coordinación de Obras, Mónica Bustillos, reconoció las molestias al presidente de los vecinos de la zona, Manuel Valcárcel, y le comunicó que "intentarán cesar el ruido a medianoche". Además, pidió "paciencia" y fijó "un plazo de diez días" (a partir del viernes pasado) para acabar el trabajo en superficie.

Un túnel 175 metros más largo

La prolongación del túnel de Santa María de la Cabeza tiene sus sombras, por las molestias a los vecinos y conductores. Pero también tiene sus luces. La obra (que comenzó en agosto de 2008) responde a una reivindicación histórica: la antigua salida del túnel era peligrosa para los peatones y los vecinos pidieron que se llevara la boca hasta la M-30. Para ello se ha alargado el túnel 175 metro. Comienza en Atocha, y después de 1.300 metros, acaba casi en el paseo de Yeserías.

Dinos qué obras te molestan o no te dejan dormir por el ruido

Envíanos un correo electrónico a zona20@20minutos.es o un SMS al 690 20 20 20
Mostrar comentarios

Códigos Descuento