Roberto Micheletti
El mandatario interino de Honduras, Roberto Micheletti, durante la inauguración de unos tribunales en Tegucigalpa. Efraín Salgado / EFE

El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, anunció este jueves que dejará el ejercicio del poder durante unos días para permitir un espacio de "reflexión" ante las próximas elecciones, que se celebrarán el 29 de noviembre. El gobernante depuesto, Manuel Zelaya, le pidió que lo haga "para siempre".

Micheletti no precisó quién encabezará el Gobierno de facto en su ausencia, pero subrayó que según la Constitución el "Gobierno operará de manera normal".

Micheletti no precisó quién encabezará el Gobierno de facto en
su ausencia
"Mi propósito, con esta medida, es que la atención de todos los hondureños y hondureñas esté concentrada en el proceso electoral y no en la crisis política" provocada tras el golpe de Estado del 28 de junio contra Zelaya.

Zelaya reaccionó señalando, a través de Radio Globo, que "esta maniobra última de Micheletti es un barniz con el que él confiesa claramente con su posición, él es una mancha para la democracia".

"Por eso está queriendo irse una semana, nosotros le pedimos que se vaya para siempre", dijo Zelaya, añadiendo que "su maniobra de querer fingir que se retira una semana es una maniobra falsa, eso es para engañar a bobos".