Buen tiempo
Un baño en primavera. ARCHIVO

Pasear por la calles sin plumas, guantes y bufanda continúa siendo de lo más habitual en gran parte del país, pese a que nos encontramos a mediados de noviembre, como consecuencia de las altas temperaturas. Por ejemplo, en Valencia han podido disfrutar incluso del baño en las playas gracias a los veraniegos 30 grados que se llegaron a registrar el lunes y los 25 del martes.

Y es que, a pesar de algún temporal aislado, como la tromba caída a primera hora de este martes en Las Palmas de Gran Canaria –que causó inundaciones en calles, viviendas, garajes y locales–, los meses de octubre y lo que llevamos de noviembre están siendo de los más calurosos que se recuerdan en España, según explicó Ángel Rivera, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), a 20 minutos.

"Anomalía atmosférica"

Pero todo tiene su explicación. Varios expertos consultados por este diario coinciden al aclarar que, normalmente, cuando comienza el otoño la circulación atmosférica baja de latitud y permite a las borrascas y los vientos de componente norte (masas de aire frío) entrar en la Península.

El frío de verdad llegará como un jarro de agua fría. De repente
y a traición
Sin embargo este año, las borrascas que se forman en el Atlántico están entrando al país más por el norte de lo que es habitual, lo que ha alterado la llegada del frío típico de estas fechas.

Esta "anomalía atmosférica" parece que no va a remitir al menos hasta finales de noviembre o principios de diciembre, según Aemet y el experto en meteorología José Antonio Maldonado.

En los próximos días se espera que las temperaturas registren un leve descenso, de unos dos o tres grados, aunque no será el frío al que estamos acostumbrados en esta fechas, aseguran. Eso sí, "el frío de verdad llegará como un jarro de agua fría. De repente y a traición", advierte Maldonado.

Chaparrón inesperado

Situación muy distinta es la que se vivió este martes en Canarias: una tromba de agua sorprendió, pasadas las ocho de la mañana, a los vecinos de Las Palmas. El agua inundó decenas de calles, viviendas y locales de la ciudad. Las fuertes lluvias obligaron a cortar el tráfico en algunas vías, lo que provocó fuertes retenciones en determinadas zonas y provocó que el centro de emergencias registrara numerosas llamadas de ciudadanos solicitando ayuda por las inundaciones.

En Tenerife, los municipios más afectados fueron Puerto de la Cruz y los Realejos por el agua que arrastró lodo y vehículos por calles y barrancos.

Pese a que tanto Las Palmas como Tenerife permanecieron durante todo el día en alerta amarilla (riesgo) por lluvias, el centro Estatal de Meteorología no espera que este miércoles llueva en ninguna de las islas.


2,4 grados más de media

El pasado mes de octubre, con una temperatura media de 2,4 grados centígrados por encima de lo normal, se convirtió en el cuarto mes más cálido desde 1971, después de 1995, 1997 y 2006.

En general, este periodo tuvo un carácter "muy cálido" en la mayor parte de España, y resultó "extremadamente cálido" en extensas áreas del centro y sur de la Península, así como en el este de Galicia y el noroeste de Castilla y León, según informó el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).