Agentes de la Guardia Civil rastrean el aeropuerto de Zaragoza (EFE).
Agentes de la Guardia Civil rastrean el aeropuerto de Zaragoza (EFE). EFE

Las mismas fuentes precisaron que la búsqueda se suspendió sobre la una de la tarde del domingo, después de que decenas de agentes peinaran sin éxito la zona.

El operativo policial se desplegó tras recibir ayer por la mañana el diario Gara, a las 12:20 horas, una llamada en nombre de la banda terrorista para especificar el lugar de colocación del lanzagranadas, que ETA colocó supuestamente para que se activara el pasado día 12, festividad del Pilar, y que las fuerzas de seguridad buscaron sin localizarlo los pasados miércoles y jueves.

El comunicante señaló que el lanzagranadas se encontraba localizado en una urbanización próxima a las instalaciones aeroportuarias de Zaragoza y a la carretera N-I.

Sin embargo, los investigadores ubicaron ese conjunto de viviendas cerca de otra autopista, la N-II. Los agentes han inspeccionado la zona, en la que se encuentra la urbanización denominada Los Cipreses y el club Bohalar, y han levantado la alerta tras una búsqueda infructuosa.

El aeropuerto de Zaragoza fue desalojado el pasado día 12 después de recibir una llamada en nombre de ETA que alertó de la colocación de un lanzagranadas en el entorno de las instalaciones, pero que no fue encontrado.

Entonces el aviso lo recibió a las 09:40 horas a través de una llamada la DyA de Guipúzcoa, a la que se alertó de que se produciría una explosión entre las 10:00 y las 12:00 horas en la base aérea militar o en el aeropuerto civil de la capital aragonesa.