La Policía trata de localizar al niño obeso para que la Xunta se haga cargo de su tutela

  • El menor se encuentra en paradero desconocido desde hace unos días.
  • Los padres no quieren que su hijo sea internado en un centro.
  • La Fiscalía interpone una querella criminal contra los progenitores por un delito de desobediencia y de sustracción de menores.
Los padres del niño de nueve años con obesidad mórbida, Luis Montoya (d), y Margarita Gabarres.
Los padres del niño de nueve años con obesidad mórbida, Luis Montoya (d), y Margarita Gabarres.
Pablo Araújo / EFE

La Policía está intentando localizar al niño ourensano de 9 años que padece obesidad (pesa 70 kilos) y cuyo caso se ha dado a conocer después de que la Xunta gallega manifestase su intención de asumir su tutela e internarlo en un centro de menores de Ourense para controlar su estado de salud. Esta decisión fue dictaminada por el Juzgado de Familia como "medida provisional", aunque los padres han señalado que no entregarán a su hijo por el momento.

Mientras, la Fiscalía de Ourense ha interpuesto una querella criminal contra los padres por un delito de desobediencia y de sustracción de menores. El fiscal jefe asegura que la actuación del Ministerio Fiscal "parte desde la premisa de protección a ultranza del menor" que "es lo que nos interesa más allá de las consideraciones mediáticas".

El niño se encuentra en paradero desconocido para las autoridades públicas y por eso el lunes se dio la orden de localización del menor a la Policía.

La Xunta señaló que "hay una medida que se debe cumplir", en relación a que el Gobierno autonómico asumirá la tutela del menor, aunque precisó que "el modo" lo tratará con los padres.  Hasta la fecha los progenitores han trasladado su rechazo a que el menor sea internado en un centro dependiente de la Administración, por lo que la Xunta estudia plantear "otras posibilidades". La Xunta habla de "obstrucción familiar" y por ello ha denunciado a los padres del chico.

Control médico

Los padres plantearon que el menor permanezca bajo su tutela sometiéndose al control médico de un endocrino, tras lo que la Xunta recalcó que "todo" lo propuesto ya se ha hecho anteriormente.

El menor, además de padecer obesidad -cuando tenía cinco años pesaba 83 kilos y actualmente está en 70 kilos-, sufre problemas de salud "graves". El niño está en seguimiento desde el año 2005 y los médicos del Complexo Hospitalario de Ourense ya trasladaron varias alertas a sus progenitores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento