Los piratas somalíes que retienen al atunero vasco Alakrana amenazaron este martes con entregar a parte de los tripulantes españoles del barco a los familiares de sus dos compañeros capturados por la Armada de España y enviados a Madrid, donde están en prisión y a disposición de la Audiencia Nacional.

Advertimos al Gobierno español que debía obedecernos y liberar a nuestros dos compañeros, pero no lo hizo

En una conversación por teléfono satélite desde el puerto de Haradhere, en la costa central somalí, cerca de donde se encuentra retenido el Alakrana, uno de los líderes de los piratas, Hussein Badmax, dijo con tono enfadado a un periodista de la agencia Efe que "el Gobierno español está creando confusión".

"Advertimos al Gobierno español que debía obedecernos y liberar a nuestros dos compañeros, pero no lo hizo y ahora el momento y las condiciones son más graves y serias", agregó Badmax, quien aseguró que acababa de salir de un encuentro con los familiares de Abdiweli Abdulahi Sheikh and Rage Gesey, sus dos compañeros presos en España.

Plazo de cinco días

"Pido ahora a los familiares de los 16 tripulantes españoles que presionen a su Gobierno para que liberen a nuestros colegas en cinco días", recalcó, antes de añadir: "Si no los liberan en cinco días, entregaremos a algunos de los tripulantes españoles a los familiares de los detenidos en España y podrán ver el resultado".

Los familiares sospechan que soltaremos el buque sin considerar la situación de los muchachos

Badmax dijo que él había encargado salir a la mar al joven Abdiweli, sobre cuya edad ha manifestado sus dudas la justicia española, y que en una reunión con sus familiares estos le habían pedido que les entregaran algunos de los tripulantes españoles.

"Los familiares de ambos sospechan que nosotros estamos ya negociando con los propietarios del barco sin su conocimiento y que soltaremos el buque sin considerar la situación de los muchachos que ellos han perdido", agregó el cabecilla pirata.

Según él, al haber sido quien reclutó a Abdiweli, "necesito que sea liberado, pues de otro modo tendré que obedecer la petición de los familiares y entregarles a algunos de los tripulantes".

No reducen las demandas

Por otro lado, indicó que la liberación de los dos supuestos piratas capturados no supondrá una reducción de su demanda de rescate: "No vamos a llegar a ningún compromiso ni a reducir nuestras demandas de rescate. Ahora estamos hablando de que liberen a nuestros colegas y, una vez que lo hayan hecho, hablaremos de cómo liberar el barco".

El pirata insistió en que no iniciarán negociaciones para el rescate si no son liberados sus dos compañeros y no quiso comentar la edad del joven Abdiweli: "Ellos hablan de la edad y de si le pueden procesar, que para nosotros no es la cuestión. Deben soltarlos sin considerar la edad".

El capitán del Alakrana, el jefe de máquinas y algunos de los tripulantes, según Badmax, habían sido autorizados a hablar con sus familias, pero el pirata indicó que "ahora hemos paralizado esos contactos. Primero los españoles deben permitir a nuestros compañeros hablar con sus familias".

El atunero vasco está secuestrado por los piratas somalíes desde el pasado 2 de octubre, cuando fue abordado con sus 36 tripulantes, de los que 16 son españoles, en aguas internacionales cercanas a Somalia.