La Comisión Electoral de Quejas (EEC), organismo apoyado por la misión de la ONU encargado de investigar los fraudes supuestamente cometidos en las elecciones presidenciales del pasado 20 de agosto, ha determinado este lunes que el presidente afgano, Hamid Karzai, no obtuvo el porcentaje de votos suficiente para ganar en primera vuelta.

Los primeros resultados oficiales concedían a Karzai más del 54% de los votos Con esta decisión, Karzai deberá concurrir a una segunda vuelta frente a su principal rival, el ex ministro de Asuntos Exteriores Abdulá Abdulá, por no haber alcanzado el 50% mínimo necesario, según informaron fuentes de la EEC. Los primeros resultados oficiales concedían a Karzai más del 54% de los votos, lo que le permitía renovar el cargo en primera vuelta.

La EEC entregó este lunes los resultados de su investigación a la Comisión Electoral Independiente (IEC), que deberá tomar la decisión definitiva sobre los resultados electorales. Este organismo está ampliamente controlado por los partidarios de Karzai, pero los analistas han advertido de que legalmente está obligado a aceptar el veredicto de la EEC.

El pasado martes, el presidente Karzai reconoció que en las elecciones se habían registrado casos de fraude, pero advirtió de que no habían sido a gran escala y no era necesaria la celebración de una segunda vuelta. También acusó a algunos medios de comunicación y autoridades de países occidentales de exagerar las irregularidades. La Unión Europea había detectado numerosos fraudes y Estados Unidos ha anunciado que no enviará nuevas tropas al país en tanto no se solucione su problema político.

Papeletas de Karzai y Abdulá

El embajador afgano en Estados Unidos, Said Tayeb Jawad, admitió al final de la semana pasada que era "probable" que se celebrase la segunda vuelta, pero advirtió de que será "imposible" que se lleve a cabo en el plazo de dos semanas exigido por la Constitución a partir de la certificación oficial de los resultados. En todo caso, "aplazarlo hasta la primavera sería un desastre", alertó el embajador, por lo que advirtió de la necesidad de que los comicios se celebren en el plazo de un mes para no prolongar la incertidumbre.

De momento, según el diario Washington Post, las papeletas de votos con los nombres de Karzai y Abdulá ya se han imprimido en Londres y se encuentran en poder de la misión de la ONU en Kabul en previsión de que se tenga que celebrar la segunda vuelta, según informaron fuentes norteamericanas.