Carmen: "Mi familia y yo estamos pasando hambre por culpa de la crisis"

  • Ella y su marido tuvieron que cerrar la cafetería que regentaban.
  • Ambos eran autónomos y no reciben prestación por desempleo.
  • Forman parte de los 400.000 trabajadores por cuenta propia en situación de desamparo tras haber cerrado sus negocios por la crisis.
Carmen Villanueva junto a su hija mayor, María.
Carmen Villanueva junto a su hija mayor, María.
JORGE PARÍS

"Esto es para vivirlo: estamos pasando hambre". Hace cuatro meses que CarmenVillanueva, su marido y sus dos hijos se alimentan casi exclusivamente a base de pasta y arroz hervido.

Y es que, el pasado mes de junio, la falta de clientela y las crecientes deudas obligaron a este matrimonio del municipio madrileño de Coslada a cerrar la cafetería que regentaban.

Nada les ha quedado después de casi nueve años de trabajo en su negocio, ya que Carmen y Luis cotizaban como autónomos a la Seguridad Social y, como tales, a día de hoy no tienen derecho a prestación por desempleo. Forman parte de los 400.000 trabajadores por cuenta propia que en estos momentos se encuentran en situación de desamparo tras haber cerrado sus negocios a causa de la crisis, según denuncia la Asociación Nacional de Autónomos (Asnepa).

Carmen y Luis dedicaron los pocos ahorros que habían conseguido reunir a saldar las deudas de su maltrecho negocio. Ahora no tienen ni para pagar el alquiler. Llevan desde julio sin poder hacerlo y ya han recibido un aviso de desahucio. Las facturas se acumulan y la colaboración prometida desde los servicios sociales no llega.

Un hilo de esperanza

"El día a día es muy duro cuando no tienes qué comer", confiesa esta familia, que hasta ahora sólo ha recibido ayuda de Cáritas. La organización les ha facilitado una compra con alimentos básicos valorada en unos 100 euros, algo que agradecen pero que reconocen que es "muy poco" para mantener a cuatro personas.

Sus hijos, María, de 16 años, y Luis, de 15, también sufren en primera persona el difícil momento económico. Ambos están en edad escolar y carecen de los libros necesarios para cursar sus estudios. "Hay veces que les da vergüenza ir al colegio porque no tienen el material que les piden", asegura Carmen, que explica que "no tienen dinero ni para eso".

Ahora se aferran a un hilo de esperanza. Tras meses movilizándose en busca de un empleo, el padre de familia ha conseguido un trabajo temporal como cocinero en el distrito de Fuencarral. Está en periodo de prueba, pero confían en que el nuevo empleo sea el principio del fin de sus problemas.

CINCO PREGUNTAS SOBRE LA CRISIS

  • ¿La crisis le quita el sueño? Sí, me produce insomnio.
  • ¿A qué le huele la crisis? Me huele muy mal, esto va a estallar por algún sitio.
  • ¿Echa mano de marcas blancas? Ya lo hacía antes. Ahora lo poco que compro es de marca blanca.
  • ¿Recogería del suelo una moneda de 5 céntimos? Sí.
  • ¿Prescindiría de la calefacción o del teléfono? El móvil lo tengo sólo para recibir llamadas y la calefacción la utilizaremos lo imprescindible.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento