Los Tedax de la Región Policial de Tarragona y técnicos del Instituto Catalán del Suelo (Incasòl) han explosionado esta semana de forma controlada cerca de 120 kilogramos de explosivos de la Guerra Civil dentro del término municipal de La Fatarella (Tarragona), entre ellos dos bombas aéreas alemanas de 50 kilogramos cada una.

El Incasòl ha informado en un comunicado que durante los trabajos de desminado que se llevan a cabo en la zona, donde está prevista la construcción de un Sector de Actividades Económicas (Sae), se han localizado más de 400 proyectiles, la mayoría sin explotar, por lo que está previsto que los trabajos se prolonguen durante los próximos meses.

Un aparato de ocho sondas conducido por un tractor identifica los puntos exactos donde todavía existe material explosivoLos trabajos se iniciaron a finales de septiembre, y desde entonces un aparato de ocho sondas conducido por un tractor identifica los puntos exactos donde todavía existe material explosivo, 70 años después del conflicto armado español que tuvo en la zona de Tarragona uno de sus enfrentamientos más sangrientos, la Batalla del Ebro.

Los trabajos de desminado tienen un coste de 299.175 euros, fueron adjudicados a la empresa Veolia Servicios Medioambientales S.L., y en ellos participan los ocho municipios implicados en la construcción del Sae, integrados en el Consorcio urbanístico de Les Camposines (La Fatarella, Corbera d'Ebre, Gandesa, Batea, Bot, Caseres, Móra d'Ebre y Villalba dels Arcs).

Los trabajos de desminado tienen un coste de 299.175 eurosEl nuevo Sae de Les Camposines tendrá una extensión de 50 hectáreas, y con él el Incasòl --propietario del 88 por ciento de los terrenos-- quiere "racionalizar la localización de la actividad económica" de los diversos municipios que lo conforman.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.