El director del FMI: "El desempleo subirá durante meses y meses"

  • Dominique Strauss-Kahn dice que "la economía ha pasado el punto de inflexión, pero que no significa que la crisis  haya terminado".
  • Para el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, el mayor peligro de la economía ahora es la "autocomplacencia".
  • El FMI dijo ayer que la recesión mundial había acabado; pero pronosticó que España sería el último gran país en salir de ella.
Dominique Strauss-Kahn, director gerente del FMI.
Dominique Strauss-Kahn, director gerente del FMI.
AGENCIAS

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, dijo hoy que aunque la recesión mundial ha concluido, la crisis continúa y alertó de que el desempleo seguirá subiendo "durante meses".

"La economía ha pasado el punto de inflexión", dijo el jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) en una rueda de prensa previa a la Asamblea Anual del organismo y el Banco Mundial, al tiempo que añadió que "eso no significa que la crisis haya terminado".

"El desempleo subirá durante meses y meses", añadió Strauss-Kahn.

En la rueda de prensa, en el Centro de Convenciones de Estambul, el jefe del organismo también pidió avances en la reforma bancaria "para limitar la actitud de toma de riesgos excesivos que todavía vemos en algunas entidades financieras".

Al mismo tiempo, se manifestó en contra de la imposición de una tasa a ciertas transacciones financieras -la llamada "tasa Tobin"- como forma de reducir la especulación, una idea sugerida en Europa.

Un panorama "incierto" para el Banco Mundial

Por su parte, el presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, también en Estambul, en espera de la Asamblea Anual del FMI y del Banco Mundial, advirtió hoy que el panorama económico para el 2010 sigue siendo "muy incierto" y señaló que lo que queda del 2009 será "difícil" pese a la incipiente recuperación.

"Es demasiado pronto para declarar victoria", alertó Zoellick.

Para el presidente del Banco Mundial, el peligro en estos momentos no es ya "el de un colapso en la economía mundial" sino el de la "autocomplacencia".

"Si la crisis disminuye habrá una tendencia natural a volver a hacer las cosas como antes y resultará más difícil convencer a los países para que cooperen en la solución de muchos de los problemas que condujeron a esta crisis", afirmó Zoellick.

En términos más generales, el presidente del Banco Mundial afirmó que "uno de los legados de esta crisis" es el reconocimiento de un cambio en la estructura económica global de poder.

Zoellick, la necesidad de avanzar en una nueva dirección, lo que implica, entre otras cosas, otorgar mayor poder de voto a los países emergentes en los organismos multilaterales como el FMI y el BM.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento