Internet también enseña

Educación virtual: Son un minoría los que lo han probado, pero estudiar a través de la Red tiene claras ventajas, puede ser hasta un 30% más barato y se puede compatibilizar con el trabajo.
Cada vez más gente se anima a estudiar a través de internet.
Cada vez más gente se anima a estudiar a través de internet.
Foto
Ya hay cerca de 350.000 españoles que están matriculados en algún curso a través de Internet. La mitad de ellos son universitarios y el resto sigue materias diversas, como medicina china, inglés o preparación para oposiciones, según el estudio Bioeduca 2006, elaborado por el Observatorio Español de Internet (OEI).

El 10% de los alumnos universitarios ya son virtuales, y ya es posible cursar algunas carreras por medio del ordenador y la conexión a la Red. Pero de momento, aunque sólo sea para ir al examen, es necesario pisar el aula.

El índice de aprobados en las clases virtuales llega al 75%, según el OEI, y al ahorro de tiempo por los desplazamientos y de dinero (hasta un 30%) se suma el hecho de que el rendimiento académico cuando se estudia desde casa aumenta hasta un 25%.

Aun así, según el director del Observatorio, Francisco Canales, es previsible que en España el e-learning (estudio a través de Internet) no crezca tanto como en los países nórdicos por «la cultura del trato presencial en el ámbito mediterráneo». De todas formas, es habitual que exista la figura del tutor, al que se consulta mediante chat o correo electrónico.

El perfil del alumno que sigue un curso por Internet es el de una persona de entre 30 y 45 años, con uno o más hijos a su cargo y que trabaja a jornada completa, que no tiene tiempo suficiente para ir a un centro de estudios y que se dedica al estudio en franjas horarias en las que no ha de atender directamente a la familia o a los hijos.

Cuéntanos tu caso

Escríbenos a: forempleo@20minutos.es

Cuidado en el ciberespacio

Aunque no son frecuentes los casos de estafa al adquirir formación a través de Internet, siempre es aconsejable tener en cuenta algunas normas básicas, según Francisco Canales. «Hay que comparar precios, no precipitarse y leer la letra pequeña de los contratos», y si hay que realizar un pago, siempre comprobar que en la web existe una clara identificación de la empresa, con su NIF y teléfono de contacto, «ya que la ley obliga a ello». A la hora de pagar, mejor con tarjeta que con transferencia, ya que si no se recibe lo prometido, siempre se puede intentar detener el pago en el banco a final de mes. Además, es bueno que exista la figura de un tutor on line.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento