Se inician las negociaciones para la adhesión de Turquía a la UE

Un complicado acuerdo a múltiples bandas salvó el lunes a última hora el compromiso de no retrasar las negociaciones de adhesión con Turquía. Éste aceptó la propuesta de la presidencia británica de la UE sobre el documento marco que regirá las negociaciones de adhesión a la Unión, a falta de recibir garantías sobre un artículo que puede afectar a una eventual candidatura de Chipre a la OTAN.
Kurdos se manifiestan frente a la sede de la UE durante el Consejo de Asuntos Generales acerca de la adhesión de Turquía
Kurdos se manifiestan frente a la sede de la UE durante el Consejo de Asuntos Generales acerca de la adhesión de Turquía
EFE/Olivier Hoslet

Los ministros de Exteriores de los Veinticinco aprobaron el documento marco que debe regir la negociación con Turquía, que ya había recibido el visto bueno extraoficial de Ankara, y el ministro turco de Exteriores, Abdulá Gul, emprendió viaje a Luxemburgo para abrir las negociaciones esta misma noche en una ceremonia formal.

Se trata de un "día histórico para Europa y la comunidad internacional", afirmó un satisfecho Jack Straw, ministro británico de Exteriores, quien en nombre de la presidencia de turno de la UE tuvo que protagonizar una complicada filigrana diplomática.

"Esta ampliación llevará a la UE a un Estado fuerte y secular de mayoría musulmana, como prueba de que podemos vivir y trabajar juntos", añadió Straw, quien recordó que éste es sólo el principio del proceso de negociaciones y que queda un largo camino por delante.

En Ankara, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, definió el acuerdo marco como un momento histórico y "un enorme paso en la marcha histórica de Turquía".

Turquía llevaba esperando 40 años estas negociaciones de adhesión

Turquía llevaba esperando 40 años estas negociaciones de adhesión que, sin embargo, son vistas con bastante recelo por una mayoría de la población europea, según las encuestas.

El acuerdo fue aprobado unánimemente, tras una larga jornada de negociaciones en Luxemburgo y después de que Turquía comunicara que aceptaba el documento marco que regirá las inminentes negociaciones.

En una complicada acción diplomática y tras la falta de resultados de la sesión extraordinaria del domingo, Straw trató de eliminar primero las objeciones que planteaba uno de los estados miembros, Austria.

El ministro británico llegó a hablar por teléfono con el canciller federal austríaco, Wolfgang Schüssel, y con el ministro turco Abdulá Gul, para tratar de hallar un punto de entendimiento entre ambos sobre la cuestión de los objetivos de la negociación.

Finalmente, el texto aumenta la importancia de la condición de la capacidad de adhesión de la UE e incluye una mención a la posibilidad de que la negociación no tenga éxito.

Así, el documento señala que la Comisión vigilará la capacidad de absorción de la UE durante las negociaciones "a fin de contribuir a una valoración del Consejo para determinar si esta condición para la pertenencia ha sido cumplida".

Además, la UE reconoció de forma más clara la posibilidad de que las negociaciones no tengan éxito, al señalar que "si Turquía no está en una posición para asumir totalmente las obligaciones de la pertenencia, debe asegurarse que está completamente anclada en las estructuras europeas a través del vínculo más firme que sea posible".

Estos dos puntos dieron satisfacción a Austria, y fueron formulados de forma que Turquía los consideró aceptables.

La última reserva turca al compromiso se centró en la alusión a la necesidad de que Ankara vaya alineándose con las posiciones de la UE en política exterior y, especialmente, apoye las aspiraciones de pertenencia de sus estados miembros a las organizaciones internacionales.

En Turquía este párrafo era visto como una imposición de la UE de cara a una eventual solicitud de adhesión de Chipre a la OTAN, donde el país musulmán tiene derecho de veto, por lo que se pidió una interpretación del pasaje a la Alianza. El documento aprobado también incluyo un nuevo punto por el que tanto la UE como Turquía se comprometen a cooperar a nivel gubernamental y social para "asegurar el apoyo de los ciudadanos europeos al proceso de adhesión"

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento