Kensignton Palace da la última última hora sobre la salud de Kate Middleton y su vuelta al trabajo

Kensignton Palace da la última última hora sobre la salud de Kate Middleton y su vuelta al trabajo
Kensignton Palace da la última última hora sobre la salud de Kate Middleton y su vuelta al trabajo
Kensignton Palace da la última última hora sobre la salud de Kate Middleton y su vuelta al trabajo
Kensignton Palace da la última última hora sobre la salud de Kate Middleton y su vuelta al trabajo

Kate Middleton lleva más de tres meses alejada de sus compromisos institucionales después de ser operada de un problema abdominal y de anunciar que está recibiendo tratamiento preventivo contra el cáncer.

Desde entonces, mucho se ha especulado con su verdadero estado de salud y su vuelta al trabajo, pero poco se sabe al respecto. Hace unos días, se supo que la princesa de Gales protagoniza la nueva exposición de la King's Gallery, en el Palacio de Buckingham, que se inauguró el lunes 20.

Esta muestra recopila numerosas fotos inéditas de los miembros de la familia Windsor, algunas protocolarias, otras más familiares, pero todas con el interés que suscita la casa real más observada del mundo.

Esto no supone una vuelta al trabajo para Kate Middleton, obviamente. En este sentido, portavoces del Kensington Palace han comunicado una información de última hora sobre la princesa: "Todavía está siendo tratada", cuentan.

De esta forma, se presupone que sigue con su tratamiento de quimioterapia contra el cáncer y no tiene previsto hasta que el equipo médico lo autorice. "Ahora ella necesita privacidad para su recuperación. Regresará cuando los expertos le den luz verde", explican en medios internacionales.

Estado de salud aparte, recientemente salió a la luz una nueva información que tiene que ver con la princesa de Gales. Y, en este caso, también con la educación de sus tres hijos, George, Charlotte y Louis.

Según una fuente cercana a la casa real británica, dentro de las reglas domésticas en su casa, hay una que los niños saben que deben cumplir en todo momento. Se trata de no gritar en la casa. "Los gritos están absolutamente prohibidos para los niños, y cualquier indicio de voces altas entre ellos se resuelve con la expulsión", revelaban a The Sun.

Cuando dicen expulsión se refieren a una charla en el sofá con ellos. "El niño travieso debe salir fuera de la habitación para evitar cualquier tipo pelea. Se corta por lo sano para que ellos hablen con calma sobre lo ocurrido. Se le explican las posibles sanciones y se le describen las consecuencias. Ellos nunca les gritan tampoco. Predican con el ejemplo", añade este medio.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento