El fiscal ve "difícil" probar la premeditación de Daniel Sancho y abre la puerta a que se libre de la pena de muerte

El abogado español Juan Gonzalo Ospina declaró este miércoles en representación de la familia de Edwin Arrieta en el juicio contra Daniel Sancho en Tailandia por el supuesto asesinato del cirujano colombiano, para aclarar los detalles de la solicitud de indemnización al acusado.
El abogado español Juan Gonzalo Ospina declaró este miércoles en representación de la familia de Edwin Arrieta en el juicio contra Daniel Sancho en Tailandia por el supuesto asesinato del cirujano colombiano, para aclarar los detalles de la solicitud de indemnización al acusado.
El abogado español Juan Gonzalo Ospina declaró este miércoles en representación de la familia de Edwin Arrieta en el juicio contra Daniel Sancho en Tailandia por el supuesto asesinato del cirujano colombiano, para aclarar los detalles de la solicitud de indemnización al acusado.
El abogado español Juan Gonzalo Ospina declaró este miércoles en representación de la familia de Edwin Arrieta en el juicio contra Daniel Sancho en Tailandia por el supuesto asesinato del cirujano colombiano, para aclarar los detalles de la solicitud de indemnización al acusado.
EFE

La Fiscalía ha reconocido la "dificultad" de demostrar la premeditación en el juicio contra Daniel Sancho por el presunto asesinato de Edwin Arrieta, tras concluir este miércoles la fase en la que han declarado los testigos propuestos por la acusación.

"Lo he dado todo en el caso y estoy satisfecho. No estoy seguro de si se llegará a la acusación de asesinato premeditado. De todos modos, fue difícil desde el principio", ha asegurado el fiscal del caso, Jeerawat Sawatdichai. "Puede ser premeditado o no, porque el camino de la investigación para llegar a la premeditación es difícil. No solo en este caso, sino en todos los de asesinato premeditado en general", ha añadido.

Los fiscales acusan a Sancho de asesinato premeditado, castigado en Tailandia con una condena máxima de pena de muerte. Si la premeditación no llegase a ser demostrada, se descartaría la pena capital y Sancho podría ser condenado como máximo a cadena perpetua, lo que allanaría su camino a solicitar una extradición a España más adelante.

"El Ministerio Fiscal y la coacusación estamos solicitando que sea condenado por asesinato. Es importante porque la familia considera que lo que hizo Sancho fue acabar con la vida de Edwin con una idea preconcebida antes de viajar a Koh Phangan", ha defendido el abogado español de la familia Arrieta, Juango Ospina, quien ha señalado que "todo lleva a pensar que lo que ocurrió el 2 de agosto es parte de un plan", aunque ha dicho que "si esto no se puede demostrar lo aceptaremos, como no puede ser de otra manera".

Ospina ha sido el único testigo que ha declarado este miércoles en el tribunal de Koh Samui que juzga a Daniel Sancho por el presunto asesinato de Edwin Arrieta. Como portavoz de la familia del cirujano colombiano, el letrado ha expuesto ante los magistrados la "situación de pobreza" que atraviesan los familiares de la víctima a raíz de la muerte de Edwin y ha justificado la indemnización que exigen a Sancho.

Ha aportado "documentos médicos que acreditan que los padres están sufriendo depresión, ansiedad, pesadillas nocturnas y tomando tratamiento para superar la muerte de su hijo", según ha explicado a la salida del tribunal. Ha incidido, además, en que los padres "no consiguen superar lo ocurrido" y en que "no son conscientes de todos los detalles" del crimen debido a su frágil situación psicológica. El relato ha sido por momentos tan emotivo que una letrada tailandesa ha tenido que abandonar la sala entre lágrimas.

De hecho, Daniel no ha formulado ninguna pregunta al testigo, al contrario de lo que suele ser habitual, ya que siempre lanza alguna pregunta a los testigos con el permiso de los magistrados. Fuentes presentes en la sala han explicado a este periódico que Daniel ha estado "más serio y callado" que en anteriores jornadas durante toda la declaración.

El abogado también ha defendido la indemnización de 410.000 euros que exigen a Daniel Sancho, que se justifica en los ingresos que tenía Edwin antes de muerte y en que el cirujano era el sostén económico de toda la familia, argumentos que ha acompañado de documentos en poder del tribunal. "Los padres no tienen dinero ni para ir al supermercado ni para medicinas", ha dicho. También ha detallado que aunque los letrados tailandeses han exigido una indemnización formal de 30 millones de bahts (unos 750.000 euros), se trata de un "tope máximo" y "la familia está más que satisfecha" con la cantidad de 410.000 euros que su despacho ha calculado.

No obstante, el abogado tailandés de Daniel Sancho, Apichart Srinual, ha asegurado que "nada puede probar los ingresos reales de Edwin Arrieta", a pesar de los documentos presentados por la coacusación. "Nada puede probar los ingresos de Edwin ni la cantidad real que pagaba mensualmente a su familia", ha dicho Srinual tras la vista de este miércoles. Y ha rechazado el pago de la indemnización exigida por la acusación: "Depende del criterio del tribunal valorar el coste real de los daños, no quiere decir que si solicitaron 30 millones (de bahts), el tribunal ordenará pagar dicha cantidad". También ha incidido en que "no hay negociación sobre la evaluación de los daños causados que requirieron" desde la coacusación.

En la misma línea, el padre del acusado, el actor Rodolfo Sancho, ha cerrado la puerta a una negociación sobre la indemnización. "Por supuesto que no" ha dicho ante los periodistas a las puertas del tribunal, cuando le han preguntado si había habido algún tipo de negociación al respecto. En cualquier caso, Ospina ha adelantado que prevé "un cobro imposible" dada la situación de "insolvencia" del acusado.

"Daniel intentará desacreditar el honor de Edwin"

Con la declaración de Ospina, el tribunal de Koh Samui ha dado por concluida la fase de declaración de los testigos de la fiscalía en un juicio que arrancó el pasado 9 de abril y que se celebra a puerta cerrada para los medios de comunicación. A partir de este jueves comenzarán a declarar los testigos de la defensa, empezando por el propio Daniel Sancho, cuya declaración podría ocupar toda la jornada. El siguiente en declarar será su padre, Rodolfo.

El abogado de los Arrieta, Juango Ospina, ha explicado a este periódico que este jueves esperan una jornada "dura" para la familia de la víctima: "Esperamos que Daniel se va a ratificar en su teoría de la legítima defensa y, ojalá me equivoque, pero estamos convencidos de que va a intentar desacreditar el honor de Edwin. Estoy convencido de que se van a decir cosas que van a rozar la falta de verdad o que no se van a poder demostrar. Se van a escuchar cosas duras y posiblemente va a ser un día difícil para la familia Arrieta".

Desde la coacusación también preparan el interrogatorio a Sancho y  Ospina ha adelantado que harán hincapié "en sus primeras declaraciones (en las que confesó el crimen) y en por qué cambió de versión". También preguntarán a Daniel por detalles muy específicos, entre ellos "cómo agredió a la víctima en la cabeza, por qué no hizo el check-in en el hotel, o por qué le dijo a Darling (hermana de Edwin) que se habían drogado".

Redactor '20minutos'

Licenciado en Periodismo por la Universidad Internacional de Catalunya. Diplomado en Ciencias Empresariales. Máster en Banca y Finanzas en la UPF Barcelona School of Management. Periodista en 20 Minutos desde el nacimiento de este periódico en el año 2000.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento