Detenido un menor de edad en Cataluña por acosar a más de 20 jóvenes a través de las redes sociales

Un agente de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.
Un agente de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.
POLICÍA NACIONAL
Un agente de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Cataluña a un menor de edad que acosó a más de 20 jóvenes a través de redes sociales, en su mayoría también menores. La investigación se ha llevado a cabo la Unidad Central de Ciberdelincuencia.

El arrestado suplantó la identidad de un joven de Barcelona, a quien sustrajo sus fotografías de redes sociales para utilizarlas en los perfiles con los que operaba. Contactaba con las víctimas a través de una conocida red social para luego extorsionarlas sexualmente a través de otra plataforma.

Las primeras pesquisas se iniciaron a raíz de varias denuncias, realizadas en diferentes provincias españolas, de acoso sexual a menores a través de la red. Los investigadores no tardaron en hallar un modus operandi común en todos los casos, así como los nombres de usuario empleados o la forma de solicitar las imágenes de contenido sexual y de amenazar a las víctimas (con especial crueldad). 

Esto permitió a los agentes recopilar hasta 22 denuncias interpuestas por toda España —Oviedo, Barcelona, Palencia, Madrid, Palma de Mallorca, Torrejón de Ardoz y Granada—, y detectar nexos comunes en todas ellas.

En un primer momento las pesquisas se centraron en un joven cuya foto aparecía en los perfiles de redes sociales desde los que se estaban realizando los hechos delictivos. Sin embargo, tras varias gestiones policiales, los agentes acreditaron su inocencia comprobando que alguien estaba usurpado su identidad y utilizando sus fotos sin su conocimiento ni consentimiento.

Fue a partir de este momento, y tras acreditar que detrás de las denuncias se encontraba el mismo autor, cuando comenzó la colaboración coordinada de todos los investigadores de las provincias implicadas. La dificultad de la operación ha radicado en la existencia de muchos perfiles diferentes desde los que se estaban cometiendo los hechos. 

Además, las direcciones IP desde las que los abrían y accedían a ellos se geoposicionaban en múltiples lugares de España, sin mostrar sus titulares relación aparente entre ellos.

La red social ya no le permitía abrir más perfiles

Con el avance de las pesquisas, los agentes observaron que había ciertas direcciones IP que se repetían en todas las investigaciones realizadas. Estas conducían a dos domicilios concretos, separados por unos pocos kilómetros. 

Al hacer revisiones periódicas de las denuncias que entraban durante el desarrollo de la investigación, se encontraron varias adicionales repartidas por el territorio nacional.

Dada la existencia de indicios suficientes de la presunta participación de los habitantes en aquellos domicilios, se llevó a cabo una entrada y registro. Durante el operativo se detuvo al autor de los hechos, menor de edad, y se incautó el teléfono móvil utilizado que contenía evidencias de los hechos..

Por otra parte, los investigadores descubrieron el motivo por el que aparecían tantas direcciones IP repartidas por todo el país. Una de las redes sociales que estaba utilizando no le permitía abrir más perfiles, motivo por el que solicitaba a diferentes personas con las que contactaba por la web que lo hicieran por él para que, posteriormente, le facilitaran las credenciales de acceso.

El menor fue puesto a disposición de la Sección de Menores de la Fiscalía decretando la autoridad judicial su ingreso cautelar en régimen cerrado.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento