Montero descarta "privatizar" la Plaza de España y Sanz insiste en pedir "alternativas en lugar de trabas"

Turistas en la Plaza de España de Sevilla.
Turistas en la Plaza de España de Sevilla.
Julio Muñoz/EFE
Turistas en la Plaza de España de Sevilla.

El Congreso de los Diputados abordó este miércoles la propuesta del alcalde de Sevilla, José Luis Sanz, de cerrar la Plaza de España para cobrar entrada a los turistas no residentes en la provincia, una medida que el Gobierno central ha vuelto a rechazar de plano, al tiempo que el regidor insiste en presentar su plan en Madrid para, de esta u otra manera, obtener recursos para el mantenimiento del emblemático espacio.

A preguntas del diputado socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que ha tildado la "penúltima ocurrencia del alcalde" de "traición al Estado", la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha aseverado que el Gobierno "no va a permitir ninguna privatización del espacio público" ni va a "cobrar por la visita a estos lugares, porque los recursos públicos hay que gestionarlos bien y con eficacia".

En este sentido, Montero, de cuyo departamento depende la dirección general de Patrimonio del Estado, ha subrayado que el Ayuntamiento de Sevilla ha recibido un "56% más de recursos" económicos que durante los años del ejecutivo del popular Mariano Rajoy. Por ello, ha advertido, no se trata de una "cuestión económica", sino que en la propuesta del alcalde hispalense pesa "simple y llanamente el interés de la privatización que siempre alumbra al PP" y el hecho de que Sanz "no sabe gestionar los recursos" con los que cuenta ni tiene "modelo" de ciudad", sino que "está improvisando" con apuestas como esta.

El Consistorio hispalense, por su parte, ha remitido a las declaraciones que el alcalde realizó este martes tras su reunión con el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Francisco Toscano, con quien abordó este asunto. Así, ha insistido en que el mantenimiento de la Plaza de España tiene un coste de más de un millón de euros al año y que su propuesta solo pretende recaudar fondos suficientes para "financiar la conservación" y "mantener un servicio de vigilancia las 24 horas" del día, de cara a que el monumento llegue en perfectas condiciones al centenario de la Exposición Iberoamericana de 1929.

Frente a su petición de un encuentro con la ministra, este ha lamentado que "solo recibo desprecios y ninguneos de los que un día privatizaron la plaza de la Encarnación y agravian constantemente a nuestra ciudad", y ha considerado que a Sevilla "le iría mejor si propusieran alternativas en lugar de frenar y poner trabas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento