Desalojado otro edificio en Badalona tras la aparición de grietas: es el cuarto desde que tres personas murieron en un derrumbe

El edificio desalojado en la calle Canigó, número 5.
El edificio desalojado en la calle Canigó, número 5.
Twitter @Albiol_XG
El edificio desalojado en la calle Canigó, número 5.

Dos semanas después del derrumbe de un edificio que se cobró la vida de tres personas en la calle Canigó de Badalona, ya son cuatro los que han tenido que ser desalojados. El último ha sido el del número 5 de la vía, donde han aparecido grietas y los bomberos han tenido que apuntalar.

La acción se ha llevado a cabo tras la inspección que el ayuntamiento contrató de urgencia para analizar el estado de 22 edificios de la misma calle construidos bajo la misma promoción, que agrupan 420 viviendas. Hasta el momento, se habían desalojado los bloques situados en el número 7 y en el 11, adyacentes al número 9, que es el que se cayó y también está incluido en la lista.

El alcalde de la localidad, Xavier García Albiol, tras este último desalojo, ha informado de que se han activado los servicios municipales para atender a los vecinos afectados.

Los técnicos de la empresa SeguiArc llevaban una hora inspeccionando el edificio cuando han ordenado el desalojo preventivo, tras confirmar que las grietas que empezaron a salir tras el derrumbe se estaban propagando por todo el edificio.

Lo ocurrido, al detalle

En una atención a medios este mediodía desde la calle Canigó, el tercer teniente de alcalde, Daniel Gracia, ha expresado que esta mañana mientras llevaban a cabo una sesión informativa con la empresa para el inicio de las inspecciones han recibido una llamada del número 5 por unas grietas en los bajos.

Gracia ha detallado que, tras el aviso, han decidido comenzar por el número 5 y, una vez revisadas las grietas han determinado que eran "preocupantes".

De forma conjunta, el técnico del ayuntamiento, la empresa especializada y los Bomberos han decidido desalojar el inmueble "porque había un riesgo de derrumbe inminente", según ha manifestado.

Además, ha explicado que los vecinos han abandonado el edificio con sus enseres imprescindibles cuando han sido avisados del desalojo y que, una vez se hayan apuntalado los bajos, podrán volver a entrar para recoger más objetos personales.

El teniente de alcalde ha detallado que el edificio derrumbado y los tres desalojados por grietas suman un total de 80 viviendas, aunque la evacuación únicamente afecta a 76 familias, puesto que cuatro casas no están habitadas.

Preguntado sobre cuántas familias han necesitado hasta la fecha un alojamiento temporal, ha indicado que, a la espera de saber si alguna familia del número 5 lo requerirá, son 7 las que han necesitado asistencia habitacional.

Gracia ha recordado que aunque la ayuda habitacional es de 48 horas, a través del decreto de emergencia que el ayuntamiento aprobó cuando se derrumbó el número 9, están intentando "aguantar unos días más de forma excepcional" ante la magnitud de la situación.

El teniente de alcalde ha indicado que ante la posibilidad de que se tengan que hacer obras, están intentando encontrar "vías de ayuda y de financiación" a través de otras administraciones, y ha querido agradecer tanto al Área Metropolitana de Barcelona (AMB) como a la Generalitat su predisposición.

Preguntado sobre posibles causas de las afectaciones en los tres edificios agrietados, ha indicado que todavía "es muy prematuro sacar conclusiones" hasta que no hayan terminado las labores de inspección de la empresa especializada y sus conclusiones de cómo actuar en el refuerzo de estas estructuras.

Además, ha explicado que han puesto a disposición de la empresa especializada el dron de la Guardia Urbana para que puedan revisar las cubiertas y detectar así elementos que hayan sido modificados y puedan suponer una sobrecarga en las estructuras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento