• Ofrecido por:

Así vivieron los premios Goya los seis trabajadores de la gala con síndrome de Down: "Somos uno más"

De izquierda a derecha: Carlos, Virginia, Irene, Lucía, Pablo y Víctor.
De izquierda a derecha: Carlos, Virginia, Irene, Lucía, Pablo y Víctor.
Cedida por Down Valladolid
De izquierda a derecha: Carlos, Virginia, Irene, Lucía, Pablo y Víctor.

Vi muchos famosos. Me encontré con David Bisbal y me hizo así en el brazo”, dice mientras se aprieta el brazo de manera cariñosa. “Me dijo, cómo estás, hombre”, cuenta Pablo Garnacho. “A mí me abrazó”, dice Virginia Olmos. “¡Y a mí me dio un beso!”, añade Lucía González.

Pablo, Virginia y Lucía, junto con sus compañeros Irene González, Víctor Vaquero y Carlos Martínez, trabajaron en la pasada ceremonia de los Premios Goya. Los seis tienen síndrome de Down y forman parte de la asociación Down Valladolid.

“Lo que teníamos que hacer era estar en el photocall acompañando a actores y actrices. Los teníamos que llevar desde la alfombra roja al photocall”, explica Irene. “Recibíamos a los invitados y actores, y les decíamos por dónde se tenían que dirigir”, añade su compi Lucía.

Virginia y yo estábamos en los coches”, cuenta Pablo. “Sí, asistentes de coches”, corrobora Virginia. “Lo que teníamos que hacer era abrirles la puerta a los actores”, sigue Pablo.

Algunos actores les hacían caso y otros no, cuentan todos. Cuando alguien no les hacía caso, ellos se quedaban callados. Los seis estuvieron acompañados por Marta Domínguez, del Servicio de Empleo de Down Valladolid. Ella es logopeda y preparadora laboral. Antes de llegar ya les había advertido, si algún actor no les hacía caso, no pasa nada. Ellos saludaban, sonreían y pasaban al siguiente actor.

“También vi a Pedro Sánchez, el presidente”, cuenta Pablo. “¡A mí me dio la mano!”, añade Irene. Aunque todos coinciden en que “la más maja y simpática” fue Belén Rueda.

Belén Rueda con los seis miembros de Down Valladolid.
Belén Rueda con los seis miembros de Down Valladolid.
Cedida por Down Valladolid

Todos se habían vestido para la ocasión. “Yo prefiero ir elegante porque me pongo un vestidito muy mono”, dice Lucía.

Estos trabajadores de los Goya ya sabían de antemano lo que era trabajar. En Down Valladolid tienen un Servicio de Empleo con Apoyo para facilitar la inserción laboral de personas con síndrome de Down, a quienes les dan los apoyos que necesitan. En la asociación ofrecen formación y orientación laboral, así como una bolsa de empleo. Tras un periodo de formación de dos años, las personas ya están preparadas para su inserción laboral.

Virginia es mayor que sus compañeros y es quien más experiencia laboral tiene: ha sido secretaria, dependienta de una tienda de ropa, metió piezas en aviones, ensobró en un banco. “Y uno de mis trabajos de secretaria fue en la Junta de Castilla y León con el presidente. Ahora estoy esperando a que me den otra práctica más, tengo ganas. Hice muchos cursos, todos de la asociación. Ahora hago oposiciones de la universidad de Administración General del Estado. Me ha gustado todo lo que hecho, a mí me gusta todo”.

En eso coinciden todos sus compañeros. Todos han quedado encantados con los distintos trabajos que han tenido. Irene hizo prácticas de conserje en la universidad y ahora oposita como Virginia. Pablo colocó sandalias en Decathlon, Carlos hizo prácticas haciendo pastas de té e Irene estuvo en la administración de Once y de Cruz Roja. Lucía y Víctor son compañeros de clase en un módulo de FP Básica de Administración y Finanzas. “También estoy estudiando psicología”, dice Lucía mientras me enseña un libro bastante gordo. “Son demasiadas páginas, es de autismo, síndrome de Down y todo esto, puede ser útil”.

Quizás esta experiencia laboral previa les ayudó a no estar especialmente nerviosos la noche de los Goya. Solo un poco, eso sí. Han quedado encantados con su paso por los premios cinematográficos. “En los coches, hasta haciendo frío, muy bien”, dice Pablo. “Yo me aguantaba el frío”, dice. “Y yo, y yo, y yo, y yo…”, se suman todos.

“A mí me encantó porque además ligué”, dice Lucía toda contenta. “Pasaban los actores y también los camareros y uno me miraba y luego se iba. Luego me sonrió y luego me guiñó un ojo. Con lo de David Bisbal y luego esto, ¡tú dirás!”.

A todos les gusta ver películas. “La sociedad de la nieve se llevó doce premios”, dice Lucía. “Yo vi esa peli. Estuvo chula, pero luego me quedé frita a la mitad”.

“A mí me encanta la película de Campeones  y la segunda parte”, dice Víctor. “Y también hemos visto al actor de Campeones, se llama Brian, que tiene silla de ruedas”. Brianeitor acudió a la ceremonia porque estaba nominado al Goya a mejor actor revelación. En cuanto salen a relucir las películas de Campeones, todos dicen que les gustan mucho.

A Carlos le gustaría que hubiera más personas con síndrome de Down en las series y películas. “Salen muy pocas que sean de síndrome de Down en series o pelis y debería haber más para que el mundo entero se entere de lo que valen”, reivindica Lucía. Víctor está de acuerdo y añade: “Somos uno más y nos gustaría que a nosotros nos hicieran unos Goya, que a mí me hayan dado esto del Goya”. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento