Perfil

¿Y si la gran tapada es Nikki Haley? La gran esperanza de los 'republicanos puros' podría ser la verdadera gran rival de Trump

Nikki Haley, candidata a la nominación republicana para la presidencia de EE UU.
Nikki Haley, candidata a la nominación republicana para la presidencia de EE UU.
Henar de Pedro
Nikki Haley, candidata a la nominación republicana para la presidencia de EE UU.

Trump ganó los caucus de Iowa, los primeros de la carrera republicana para designar a su candidato a la presidencia de los Estados Unidos, como se esperaba: arrasando. ¿Hay sitio para más? O sea, ¿existe realmente la posibilidad de que otro candidato le dispute la nominación al expresidente? Pocos creen que así vaya a ser, pero entre ellos está Nikki Haley.

O eso al menos dice ella, la ex embajadora de EE UU ante las Naciones Unidas (a propuesta, precisamente, de Trump). «Cuando ves cómo nos va en New Hampshire, en Carolina del Sur y más allá, puedo decir con seguridad que haré de estas primarias republicanas una carrera de dos personas", dijo anoche Haley cuando tocó valorar los resultados de Iowa.

A un solo punto de Trump en New Hampshire

Ella ni siquiera fue segunda; fue la tercera, a dos puntos de Ron DeSantis (21,2% para el de Florida y el 19,1% para ella). Y sin embargo, Haley parece creérselo; creerse que es posible hacerle sombra a Trump. Centra sus esperanzas en el proximo 23 de enero. Ese día tendrán lugar los segundos caucus, los del estado de New Hampshire, al noreste del país.

Donald Trump, con la embajadora ante la ONU, Nikki Haley.
Trump y Haley, cuando ésta era la embajadora de EE UU ante la ONU.
Michael Reynolds / EFE

Allí, Haley está a un solo punto de Trump, según una encuesta realizada por la Universidad de New Hampshire. «Espera sacar provecho de un electorado primario más moderado allí y usarlo como plataforma de lanzamiento para despejar el campo de manera efectiva y posicionarse como la única alternativa a Trump del partido», escribe Eric Bradner en CNN.

Soy la última mejor esperanza para detener la pesadilla Trump-Biden"

El resto de los candidatos aparecen muy rezagados, con DeSantis obteniendo sólo un 5% . Pero, ¿qué pasará tras el resultado de Iowa y ahora que Chris Christie y Vivek Ramaswamy ya se han retirado de la carrera? ¿Ganará Haley esos apoyos?

La pesadilla Trump-Biden

Si Nimrata Nikki Randhawa tiene posibilidades reales se verá en New Hampshire y Carolina del Sur. Sí, ese es el nombre que le pusieron al nacer en Bamberg, el 20 de enero de 1972. Es hija de inmigrantes indios y se educó en la creencia sij. Haley es el apellido de su marido, Michael Haley, un militar que sirvió en Afganistán y con el que se casó en 1996, para lo que tuvo que convertirse al cristianismo metodista.

">

Anoche, tras la contundente victoria de Trump, Haley argumentó que la mayoría de los estadounidenses desaprueban tanto al mandatario actual como al expresidente. Así, insistió en que su campaña es «la última mejor esperanza para detener la pesadilla Trump-Biden».

Trump y Biden carecen de una visión para el futuro de nuestro país porque están consumidos por el pasado, las investigaciones, las venganzas y los agravios"

Tienen «más en común de lo que piensas», dice la ex gobernadora de Carolina del Sur. Según Haley, «tanto Trump como Biden carecen de una visión para el futuro de nuestro país porque ambos están consumidos por el pasado, las investigaciones, las venganzas y los agravios. Estados Unidos merece algo mejor».

Haley, «una nueva generación»

¿Es Haley algo mejor? En 2011 fue la primera mujer en conseguir ser gobernadora de Carolina del Sur. Cuando Trump ganó las presidenciales de 2016, contó con ella como embajadora ante la ONU, pese a sus discrepancias (se había declarado 'no fan' del empresario y político).

La representante permanente de EE UU ante las ONU, Nikki Haley, durante la reunión de emergencia del Consejo de Seguridad en respuesta a un presunto ataque con armas químicas en Siria.
Haley, cuando era la embajadora de EE UU ante la ONU.
JUSTIN LANE / EFE

Haley es provida, contraria al aborto y está a favor de la regulación de la inmigración y el control fronterizo. Y apuesta por «una nueva generación» de líderes estadounidenses. Por eso propone pruebas de competencia mental obligatorias para los políticos mayores de 75 años.

¿Quién vota a Haley?

Si tenemos en cuenta los resultados de Iowa, la de Haley es vista como una candidatura más moderada; al menos, más que Trump. En su electorado, dominan aquellos que se identificaban como moderados o liberales. En ese grupo, obtuvo el apoyo del 63%, «una cifra que sería un buen augurio para un enfrentamiento en las elecciones generales con el presidente Joe Biden», según Bradner.

">

Podría decirse que los de Haley son los clásicos votantes republicanos, los que históricamente lo han sido, que no creen en conspiraciones ni manos negras. La encuesta a la que se refiere CNN encontró que a ella le fue bien entre quienes creen que Biden ganó de manera justa las elecciones de 2020 y entre quienes dicen que la cualidad que más valoran en un político es que tenga el temperamento adecuado.

La candidata republicana Nikki Haley.
La candidata republicana Nikki Haley.
EFE / Ed Wray

Para ganar la nominación se necesitan 1.215 delegados. De momento, tras la primera meta volante, la de Iowa, Trump tiene 20 delegados, por los 8 de DeSantis y los 7 de Haley. El 23 de enero deciden los simpatizantes republicanos de New Hampshire. La ex embajadora aspira a tener allí un buen resultado, mientras que DeSantis ha viajado a Carolina del Sur, un bastión conservador en donde la votación del 24 de febrero será crucial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento