Nuevo impulso al parque de vivienda protegida en Barcelona: el Ayuntamiento entrega 746 pisos de 10 promociones

  • Han supuesto una inversión de 111.399.810 euros.
Uno de los pisos del nuevo edificio en construcción en la calle Marroc.
Uno de los pisos del nuevo edificio en construcción en la calle Marroc.
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Uno de los pisos del nuevo edificio en construcción en la calle Marroc.

Barcelona amplía su parque de vivienda de protección oficial con 746 nuevos pisos. Lo ha anunciado este miércoles el alcalde, Jaume Collboni, que ha informado de que se empezaron a entregar el pasado noviembre y estarán totalmente distribuidos cuando termine el primer cuatrimestre de 2024. Están en 10 promociones nuevas, repartidas entre cinco distritos de la ciudad, sobre todo en zonas que están experimentando grandes transformaciones.

Esta decena de edificios han supuesto una inversión de 111.399.810 euros y permitirán que el parque público se incremente hasta más de 12.300 viviendas, ha señalado Collboni durante una visita a uno finalizado recientemente en la calle Cal Cisó de la Marina del Prat Vermell, en Sants-Montjuïc.

Ocho de cada 10 de los 746 pisos -impulsados por el Instituto Municipal de la Vivienda y Rehabilitación de Barcelona (IMHAB)-, en total 585, son de alquiler social y asequible, mientras que el resto se adjudican en régimen de derecho de superficie. De los destinados a alquiler, hay un paquete de más de 230 con servicios específicos para gente mayor.

"Queremos multiplicar la capacidad de producción de vivienda de protección oficial asequible en la ciudad de Barcelona", ha asegurado Collboni. También ha afirmado que el objetivo es "generar más suelo para construir" y "poner a disposición de los operadores el suelo disponible". En este sentido, ha señalado que la Marina del Prat Vermell es una de las zonas donde está creciendo la vivienda protegida y ha recordado que era un área "eminentemente industrial", pero "en 2006 se cambió el planeamiento" para que pudiera haber más pisos.

Asimismo, ha dicho que "la vivienda protegida es compatible con calidad y buena arquitectura para que personas que lo necesitan tengan acceso a un derecho fundamental como la vivienda", que es una "prioridad" para el Ayuntamiento.

El alcalde ha apuntado que la dificultad de acceso a un piso "muestra las desigualdades en Barcelona" y ha lamentado que "jóvenes de clase media con sueldos razonables no se puedan quedar a vivir en la ciudad porque los alquileres están desorbitados".

Las viviendas y su ubicación

En Sants-Montjuïc se encuentran dos grandes promociones de las 10 nuevas, y ambas suman 180 viviendas. Una es la que ha visitado este miércoles Collboni en Cal Cisó, de tres bloques y 108 pisos de alquiler, que ha requerido una inversión de 18,5 millones de euros. Otra está en la calle de Ulldecona, tiene una arquitectura singular, con una planta triangular con un ángulo agudo y una fachada de color rojo. Cuenta con 72 viviendas que también se adjudicarán en régimen de alquiler, y ha costado 11,1 millones de euros.

En Horta-Guinardó, en el barrio de la Clota, se ha levantado una promoción de 105 pisos en la avenida del Estatut de Catalunya. Se trata de la única de todo el paquete delegada, pues tanto la construcción como la gestión de las viviendas están a cargo un tercero. Se adjudicó a la cooperativa Fem Ciutat, a la que, a través de un concurso público, se ha cedido el suelo por un periodo de 75 años, si bien la titularidad permanece en manos del Ayuntamiento. De las 105 viviendas, 94 se han adjudicado en régimen de derecho de superficie y las 11 restantes, en régimen de alquiler. El coste que ha supuesto este edificio ha sido de unos 15,7 millones de euros.

En Nou Barris, el parque público crece con dos nuevas promociones que suman un centenar de pisos. Una es un edificio de 31 viviendas en Torre Baró, que se destinará en su totalidad a alquiler. Está en la avenida de Escolapi Càncer. La segunda promoción tiene 67 viviendas que se han adjudicado en régimen de derecho de superficie por un plazo de 75 años. La finca está situada en la calle de Palamós y el suelo será siempre de titularidad municipal. La inversión en estas dos promociones ha sido de 4,8 millones de euros y de 14,1 millones respectivamente.

En Sant Andreu se concentran cuatro nuevas promociones con 345 viviendas. Una es un edificio previsto dentro de la remodelación del antiguo barrio de las casas baratas del Bon Pastor, el primero que no se destina a realojamientos de afectados urbanísticos, sino a solicitantes de vivienda del parque público. Tiene 54 viviendas de alquiler que han supuesto una inversión municipal de 6,5 millones de euros. Otra es una doble promoción en el ámbito de Porta Trinitat, en Trinitat Vella. Tiene 54 pisos de alquiler y 85 con servicios para gente mayor y ha costado 19,1 millones de euros. También hay una promoción que se destinará íntegramente a gente mayor, con viviendas con servicios específicos. Está situada en las Casernes de Sant Andreu y tiene 152 pisos, después de una inversión de 18,3 millones de euros.

En Sant Martí está la décima promoción de viviendas, que se habrá finalizado y entregado durante el primer trimestre de 2024. Tiene 18 pisos y está situada en uno de los cruces de la 'superilla' del Poblenou, entre la calle de la Ciutat de Granada y el eje verde de la calle de los Almogàvers. Las 18 viviendas se destinarán a alquiler y se habrán acabado tras una inversión de 3,1 millones de euros.

5.000 pisos en marcha

Contando los pisos que se acaban ahora, el Ayuntamiento de Barcelona tiene cerca de 5.000 viviendas en alguna fase de ejecución. En obras, el IMHAB tiene 19 promociones, tanto de obra nueva como grandes rehabilitaciones, que suman 1.333 pisos que se irán acabando y adjudicando a partir del año que viene y durante todo el mandato, con una inversión prevista de 228,6 millones de euros.

En paralelo a las promociones que dependen directamente del IMHAB, a partir de este 2024 empezarán los trabajos de toda la promoción delegada a terceros de vivienda de protección oficial municipal. Se trata, por un lado, de las viviendas previstas en el convenio que tiene el Ayuntamiento con entidades sin ánimo de lucro, que son 600 viviendas de alquiler asequible y cooperativas. Por el otro, están las de la primera fase de ejecución del operador metropolitano público-privado Habitatge Metròpolis Barcelona, que son 341 distribuidas en cuatro promociones. 

A la actividad promotora municipal se sumará, a partir de ahora, la de la Generalitat, que gracias a un acuerdo con el Ayuntamiento, podrá iniciar los próximos años las obras de 637 pisos de alquiler protegidos más en 11 suelos de titularidad municipal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento