Collboni fija el año 2024 para iniciar el debate sobre la reforma del aeropuerto y el puerto y evita poner fecha a la conexión del tranvía

Los miembros del Comité Asesor en Infraestructuras.
Los miembros del Comité Asesor en Infraestructuras.
Carla Mercader
Los miembros del Comité Asesor en Infraestructuras.

El Comité Asesor de Infraestructuras del Ayuntamiento de Barcelona tendrá como prioridades en 2024 debatir sobre la ampliación del aeropuerto y la del puerto y acerca de la gestión de Rodalies, para que la ciudad tome "una posición clara" respecto a estos asuntos. Lo ha explicado este lunes el alcalde, Jaume Collboni, tras la sesión constitutiva de este organismo.

Sin embargo, entre los encargos del comité no está, por el momento, abordar la fecha para la conexión total de los dos tramos del tranvía. Preguntado por cuándo comenzará la segunda fase de unión, que tiene que servir para ello, Collboni ha respondido que "no hay una decisión tomada" y que lo único que está previsto para este mandato es alargar su recorrido desde Glòries hasta Verdaguer (se calcula que circulará entre estos dos puntos en el segundo semestre de 2024). Dependerá de la disponibilidad presupuestaria, ha dicho, el poner fecha al fin de la conexión, que ha apostado porque sea por la Diagonal.

El alcalde ha insistido en que lo que es necesario ahora es "sostener", frente al aeropuerto, sobre todo, pero también frente al puerto y Rodalies, "un posicionamiento como ciudad que tenga el máximo rigor y solvencia, más allá de posiciones ideológicas", y ha añadido: "No pedimos soluciones exactas y concretas, sino más orientaciones generales".

También ha afirmado que los debates deben hacerse teniendo en cuenta la "apuesta" del gobierno municipal por "la prosperidad compartida y la transición ecológica y digital". Las decisiones que se tomen, ha señalado, no serán vinculantes, sino que su objetivo será que el Ayuntamiento ejerza un "liderazgo" pese a sus competencias limitadas.

En la reunión constitutiva del Comité Asesor de Infraestructuras, que ha tenido lugar en el Saló de Cent del consistorio, han estado presentes su presidente, el exconseller Santi Vila, Collboni y más de una veintena de miembros que lo integran. Entre ellos están también el economista y exconseller Andreu Mas-Colell, el ingeniero Joaquim Coello; el presidente del RACC, Josep Mateu; el empresario Salvador Alemany o el consejero delegado de Agbar, Àngel Simon.

Ha habido, no obstante, una ausencia en el encuentro, la del exalcalde de Barcelona Jordi Hereu, que no ha asistido después de su nombramiento como ministro de Industria, Comercio y Turismo. Collboni ha recordado que inicialmente se preveía que formara parte del comité, pero ha dicho que su nuevo cargo "no es compatible" con ello.

Sin embargo, ha calificado de "excelente noticia" el nombramiento de Hereu y ha asegurado que aportará su "bagaje y conocimiento" como exalcalde y como "persona comprometida con los sectores económicos con los que ha trabajado últimamente". Asimismo, ha señalado que dará "continuidad a la estirpe de ministros de Industria catalanes" y a la aportación del PSC a esta cartera, en referencia a Joan Clos y José Montilla, miembros de anteriores gobiernos socialistas.

Por otro lado, Collboni ha afirmado que tras la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Ejecutivo, abrirá "conversaciones" con los grupos municipales que han mostrado "predisposición" para un posible pacto de gobernabilidad en el Ayuntamiento y para apoyar los presupuestos municipales: BComú, Junts y ERC. Su "voluntad", ha asegurado, es formar un "gobierno lo más estable y sólido posible".

La situación del tranvía

El pasado junio, poco después de asumir el cargo, Collboni se comprometió a acabar la conexión del tranvía. Sin embargo, como este lunes, tampoco puso fecha para ello.

Esa indefinición ha llevado a BComú a poner en duda que el alcalde quiera terminar la unión. Su antecesora, Ada Colau, de este grupo municipal, lo dejó todo preparado antes de las elecciones de mayo al Ayuntamiento para que la unión del tranvía sea una realidad: el consistorio y la Autoritat del Transport Metropolità (ATM) adjudicaron la redacción del proyecto ejecutivo del tramo que irá de Verdaguer a Francesc Macià, que junto al que se está construyendo ahora, permitirá conectar el Trambesòs y el Trambaix.

Como los comuns, en ERC también son partidarios de finalizar la unión del tranvía, mientras que el líder de Junts, Xavier Trias, se ha mostrado en repetidas ocasiones en contra. Antes de las elecciones municipales, sin embargo, se abrió a hacer una consulta ciudadana sobre si se debe culminar.

Propuestas para el aeropuerto

El proyecto de ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat de Aena propone alargar la tercera unos 500 metros hasta llegar al límite de la laguna de La Ricarda. Este planteamiento permitiría que todos los vuelos pudiesen despegar por esta tercera pista, incluidas las aeronaves más grandes denominadas “wide body” que necesitan una mayor distancia. 

Así, la primera pista y la segunda seguirán actuando de manera segregada, una para despegues y otra para aterrizajes, y la mayor funcionalidad de la tercera pista permitirá elevar la operativa del aeropuerto hasta las 90 operaciones por hora frente a las 80 actuales.

Otras propuestas, apuestan por volver a un funcionamiento autónomo e independiente de las pistas primera y segunda, y que de nuevo sirvan ambas para despegar y aterrizar en función de las necesidades. Esta opción, que si bien es la más barata y sencilla, y que también aseguraría las 90 operaciones por hora, no se contempla porque supone una afectación acústica considerable a los municipios cercanos al aeropuerto, motivo por el que se adoptó en su día la segregación de funciones.

Recientemente, la patronal catalana Foment del Treball presentó una propuesta que consiste en alargar la tercera pista más allá de La Ricarda, atravesándola mediante una pasarela elevada. Esta opción es la que ofrece una pista 800 metros más larga, totalmente funcional para todo tipo de aviones y en todas las circunstancias meteorológicas.

La Ricarda solo conservaría la biodiversidad acuática mientras que la reserva natural de aves de la laguna sería trasladada a otra artificial que se crearía hacia el norte. Foment del Treball resume esta propuesta como la óptima respecto a la operativa con afectaciones en el espacio natural pero con compensaciones que la neutralizan.

Sin embargo, el Comité Asesor de Infraestructuras del Ayuntamiento de Barcelona tendrá que tener en cuenta a la hora de valorar esta propuesta que la prolongación en 800 metros de la tercera pista choca con las pretensiones de ampliación de la terminal de contenedores del Port de Barcelona. Con la zona de despegue más cercana a las instalaciones portuarias de El Prat, esta propuesta de ampliación no permitiría la instalación de las grúas de gran altura que se tienen planteadas, y además, se producirían interferencias en las telecomunicaciones de ambas instalaciones durante sus respectivas operativas.

Fricciones políticas

Las diferentes fuerzas políticas catalanas llevan años enfrentadas por esta posible ampliación. El PSC se ha mostrado a favor de la propuesta de Aena y del Ministerio de Transportes, pero los dos grupos que actualmente se encuentran en la misma esfera de intereses se oponen frontalmente.

Por un lado, Esquerra Republicana es contraria a la prolongación de las pistas y además pone como línea roja la afectación de la laguna La Ricarda, y esta propuesta se queda justamente en el límite del medio acuático. ERC ha manifestado en reiteradas ocasiones que apuesta preferentemente por un cambio del modelo de explotación del aeropuerto, eliminando vuelos cortos para priorizar vuelos intercontinentales.

No obstante, a pesar de no estar de acuerdo con la ampliación, el Govern de Pere Aragonès tuvo que ceder ante los socialistas catalanes el estudio de la “modernización” del aeropuerto para lograr que el PSC votase a favor de los Presupuestos de 2023. Sin embargo, hasta el momento, no han manifestado una posición clara hacia qué modelo de ampliación se inclinan.

Por su parte, los Comunes pusieron como condición para aprobar las Cuentas de 2023 que no se ampliase la infraestructura aeroportuaria, oponiéndose a la afectación de cualquier zona de toda la Reserva Natural del Llobregat que rodea Barcelona-El Prat. En cierto modo, los Comunes coinciden con Esquerra en un cambio de modelo de explotación que no incremente el número de pasajeros.

Jefa de sección Barcelona '20minutos'

Licenciada en Periodismo por la Facultad de Ciències de la Comunicació Blanquerna-Universitat Ramon Llull y máster en Periodismo por la Universitat de Barcelona con la Columbia University de Nueva York. Me dedico al periodismo desde 2003 y formo parte desde 2014 del equipo de 20minutos, en el que primero fui redactora, sobre todo de información municipal, y ahora soy jefa de la sección del diario en Barcelona. Anteriormente, trabajé en medios como el diario Qué!, el diario La Nación de Costa Rica, Europa Press o ETV-Llobregat TV, entre otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento