Eva Amaral se defiende de las críticas por quitarse la camiseta en el Sonorama: "Fue la liberación más grande que he sentido jamás"

Eva Amaral, mostrando su pecho desnudo en el Sonorama.
Eva Amaral, mostrando su pecho desnudo en el Sonorama.
Eva Amaral, mostrando su pecho desnudo en el Sonorama.

Eva Amaral y Juan Aguirre, integrantes de Amaral, han conversado este lunes con Aimar Bretos en el programa Hora 25, de Cadena SER, en el que han repasado sus 25 años de carrera. Y entre ellos está el topless que la cantante hizo este verano durante su actuación en el Sonorama Ribera

Vestida con un traje rojo de lentejuelas, la vocalista alzó su voz el pasado 13 de agosto para reclamar "la dignidad" de la "fragilidad" y "las fortalezas" de las mujeres. "Somos demasiadas", gritó. La cantante dejó al descubierto su pecho en el arranque de Revolución, uno de sus temas más populares, delante de las 35.000 personas, lo que generó comentarios de todo tipo. 

En el espacio radiofónico, Amaral ha reconocido que aquella noche vivió "el momento de liberación más grande que ha sentido jamás". Sin embargo, lamenta el rechazo que sintió por parte de algunas personas, algo que ya vivió en su momento la cantante Rocío Saiz.

"Que subiera un policía a detener su concierto y que recibiera todos esos comentarios fue determinante. Me dio la sensación de que se sentía sola en esa lucha suya y que el mundo de la música no estaba reaccionando con ella. Poner un tuit no era suficiente", ha expresado. 

"Ya sé que yo no gané ningún derecho aquella noche, pero lo que no puede ser es que al día siguiente lo esté perdiendo porque la gente no sea capaz de entender que encima de un escenario somos libres y no solo allí, deberíamos serlo en nuestra vida", ha valorado.

La cantante rechaza hacerse "la víctima", pero cree que es "increíble que una persona, por ser libre en un momento determinado de su vida, por hacer tan poca cosa como salir al escenario con el torso desnudo, reciba esto". "Incluso, si hago memoria, hay gente que ha salido al escenario desnudo y aquí no ha pasado nada", ha añadido.

"No digo que lo desexualicemos, pero tampoco que lo tapemos. No me parece que ea un acto de provocación que un hombre se quite la camiseta, por qué tiene que serlo que me la quite yo", ha opinado, señalando que "toda esa montaña de odio" que recibió le da "la razón". "Lo volvería a hacer, no me arrepiento", ha asegurado: "Fue la liberación más grande que he sentido jamás".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento