El príncipe Harry podría no haber vuelto a California tras la coronación de su padre, Carlos III

El príncipe Harry, a su llegada al Palacio de Justicia en Londres.
El príncipe Harry, a su llegada al Palacio de Justicia en Londres.
EP
El príncipe Harry, a su llegada al Palacio de Justicia en Londres.

A pesar de que la ceremonia iba a acaparar toda la atención, uno de los momentos más esperados de la coronación del rey Carlos III de Inglaterra era la llegada de su hijo menor, el príncipe Harry, debido a las tensiones que ha habido entre él y la familia, primero por su matrimonio con Meghan Markle y después por la publicación de su libro, En la sombra, donde habla abiertamente de los Windsor. 

En el interior de la Abadía de Westminster, el duque de Sussex estuvo sentado en la tercera fila junto a sus primas, las princesas Eugenie y Beatrice, y los respectivos maridos de estas, Jack Brooksbank y Edo Mapelli Mozzi.

El hijo menor de Lady Di asistió a la ceremonia consciente de que este sería uno de los días más importantes para su padre. Sin embargo, su presencia fue fugaz, pues mientras Carlos III se coronaba como rey, su hijo Archie soplaba las velas por su cuarto cumpleaños. Esa sería la razón por la que en un principio se pensaba que Harry no tenía en mente pasar mucho tiempo en Londres. 

Con la idea de volver a California cuanto antes para pasar parte del día con Archie, su esposa y su hija Lilibet, el duque de Sussex declinó la invitación de almorzar con su familia en el palacio de Buckingham tras la ceremonia. Pero, según varias informaciones, el duque de Sussex podría haber pasado un día más en Inglaterra

Según los medios, el hermano de Guillermo no viajó a Estados Unidos tras terminar la coronación, sino que, en su lugar, lo hizo el domingo 7 de mayo. Una noticia que de ser cierta caería como un jarro de agua fría a Carlos III. 

Al parecer, durante la coronación Harry no estuvo a gusto, pues actualmente, no mantiene una buena relación con los miembros de su familia. En la Abadía tan solo se le vio manteniendo una conversación con sus primas Beatriz y Eugenia de York, a pesar de que su tía Ana estaba sentada justo delante de él. Tal vez esta podría ser la razón por la que el duque de Sussex rechazó la invitación de comer con ellos. 

"Beatriz y Eugenia son las únicas que de veras siguen hablando con Harry. Mantiene muy buena relación con Eugenia y Jack, pero mantiene un escaso contacto (de haberlo) con el resto de su familia, que a día de hoy siguen conmocionados por lo que ha dicho y hecho en los últimos tiempos" aseguró un miembro cercano de la Casa Real al medio británico Telegraph

Mostrar comentarios

Códigos Descuento