Lucía Rivera se sincera sobre su padre biológico: "Extorsionó a mi madre a cambio de unos vídeos sexuales"

La actriz Blanca Romero posa con su hija, la modelo Lucia Rivera.
La actriz Blanca Romero posa con su hija, la modelo Lucia Rivera.
NurPhoto / Getty Images
La actriz Blanca Romero posa con su hija, la modelo Lucia Rivera.

A Lucía Rivera nunca le ha gustado profundizar sobre cuestiones personales. Sin embargo, en su libro autobiográfico, Nada es lo que parece, se ha abierto sobre temas delicados, como la realidad detrás de su padre biológico, que pasó de ser un "superhéroe" a un "villano". 

La modelo, cuyo padre adoptivo es Cayetano Rivera, nunca había hablado de su padre biológico, algo a lo que pone fin en su libro relatando un terrible episodio que vivió cuando tenía nueve años. 

La joven explica que su padre le pidió a Blanca Romero ver a la hija que tuvieron en común para poder conocerla. "W se quedaría un par de días en casa y después se iría a Alemania. Yo estaba ilusionada e impaciente", le dijo la actriz a su hija, sin saber ninguna de las dos cuáles eran las verdaderas intenciones del hombre.

"Me pareció altísimo, medía 1,90 ¿Era como me lo había imaginado? Seguramente mejor, mucho mejor. Tenía una voz grave que sigue sonando en mi cabeza. Tenía los ojos verdes, el pelo largo hacia atrás, una nariz igual de afilada que la mía y barba de unos cuantos días. Era mucho más guapo que todos los superhéroes que había visto en las películas. Yo no paraba de observarlo e imitarlo para ver en qué me parecía a él", cuenta la joven en su libro.

No obstante, todo empeoró poco tiempo después. "W. ya llevaba varios chupitos de no sé bien qué y entonces le llamé para decirle algo. No me hacía caso e insistí. '¡¡¡Cállate!!!', me gritó", se lee en las páginas del libro. 

"Yo no paraba de llorar mientras mi superhéroe se convertía en villano. [...] Al final mi madre consiguió entrar en el baño y entonces me di cuenta de quién era de verdad la superheroína", añade la modelo, que zanja: "Mi padre no había venido a conocerme. El villano había venido a extorsionar a mi madre y a pedirle dinero a cambio de unos vídeos de cuando ella era una niña y mantenían relaciones sexuales".

En Nada es lo que parece, la modelo habla también de otros temas de su intimidad, como la mala relación que mantiene con Eva González, expareja de Cayetano Rivera, las inseguridades con su cuerpo o el maltrato que sufrió por parte de sus dos primeras parejas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento