Manuel Díaz 'El Cordobés' llama por primera vez en público "papá" a Manuel Benítez: "Es lo mejor que me ha pasado tras mis hijos"

Manuel Diaz 'El Cordobes'.
Manuel Diaz 'El Cordobes'.
GETTY IMAGES
Manuel Diaz 'El Cordobes'.

Manuel Díaz 'El Cordobés' continúa viviendo en una nube después de vivir su esperada reconciliación con su padre, Manuel Benítez, con el que pasa mucho tiempo. Y es que pasar su día a día con él es algo que llevaba tiempo deseando, y parece que están recuperando el tiempo perdido, pues ya le llama "papá" en público frente a la prensa.

El torero de 54 años ha reaparecido en un acto en el que presentaba el cartel de su corrida solidaria en la que los beneficios irán a Banco de Alimentos. Y lo primero que ha aclarado es porque no asistió al 50 cumpleaños de Vicky Martín Berrocal, su exmujer y madre de su hija Alba.

"No pude ir porque tenía un festival benéfico para la esclerosis múltiple en Las Flechas de Valladolid, pero estaba superinvitado", ha explicado en declaraciones a Europa Press. También ha vuelto a hablar de su padre, el extorero Manuel Benítez, con el que ha estado toda su vida distanciado.

"Todo pasa por algo. Las cosas pasan porque tú tienes que estar ahí", ha sostenido. "Si yo no estuviera toreando no me hubiera juntado con mi padre".

"Mi vida ya era genial, pero por supuesto me faltaba mi padre, que es lo más grande que me ha pasado en la vida después del nacimiento de mis hijos", ha continuado Manuel Díaz 'El Cordobés'.

"Estamos muy bien, estamos de lujo, está muy feliz. Y, cuando le conté lo del proyecto del Banco de Alimentos y le dije 'papá, vamos a torear para los niños', me felicitó y me dijo 'eso me encanta'", ha declarado, llamando por primera vez en público "papá" a Manuel Benítez.

"Mi día a día con mi padre es muy bonito, con mucha ilusión, mucha verdad, regalo de vida y con esperanza de que caminando bien te puedes encontrar cosas bonitas en la vida", ha sostenido y ha añadido que también está muy centrado en su hijo, Manuel Díaz Troconis, del que también aprende cada día. "A ser padre nada más que te enseñan tus hijos, no hay un patrón de padre, soy padre porque mi hijo me ha enseñado a ser padre y es un aprendizaje continuo".

Se desconoce si su padre acudirá a verle en su última etapa en la plaza, pero el torero se enfrenta con "mucha ilusión" y "mucha añoranza" a este cierre de ciclo: "Ya he cerrado muchos ciclos de mi vida, he conseguido muchas cosas bonitas y me queda despedirme del toro delante del toro, despedirme de la afición, compartir este último año, este logro del acercamiento a mi padre, que la gente que siempre ha estado ahí lo disfrute conmigo y regalárselo a ellos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento