El 'fuego aliado' deja cada año centenares de muertes civiles en Afganistán

Un policía inspecciona un camión cisterna calcinado en Kunduz, Afganistán, tras el ataque de este viernes.
Un policía inspecciona un camión cisterna calcinado en Kunduz, Afganistán, tras el ataque de este viernes.
Jawed Kargar / EFE

Casi un centenar de personashan fallecido este viernes en Kunduz, provincia afgana en la que las fuerzas de la OTAN han desplegado un ataque aéreo contra los talibanes. Pero la cifra de muertos, según ha explicado el secretario general de la organización, Anders Fogh Rasmussen, incluye a un número indeterminado de civiles.

La OTAN ha prometido impulsar una investigación "completa e inmediata" del bombardeo y ha trasladado al presidente afgano, Hamid Karzai, "su compromiso de aclarar lo que ha ocurrido lo antes posible".

También la Misión de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA, por sus siglas en inglés) “está desplegando un equipo para evaluar la situación", según ha adelantado el director adjunto de la misión, Peter Galbraith. "Todo debe estar orientado a examinar lo que sucedió y por qué usamos un ataque aéreo en circunstancias en las que es difícil determinar con certeza si no había civiles en la escena", ha subrayado. No obstante, es probable que no llegue a trascender a la luz pública la cifra real de civiles muertos por el denominado ‘fuego aliado’ de EE UU y la organización atlántica.

Un reciente informe de la UNAMA cuantifica en 1.013 los civiles muertos en Afganistán durante el primer semestre de 2009, una cifra muy superior a los 808 registrados durante todo 2008 o a los 684 de 2007.

"Como el conflicto se ha ampliado y profundizado a lo largo de 2007, 2008 y lo que llevamos de 2009, casi una tercera parte del país está ahora directamente afectada por actividades de la insurgencia. El conflicto armado es especialmente intenso en las regiones del sur, sureste, este, centro y oeste y se está extendiendo a zonas antes relativamente tranquilas ", justifica esta unidad de la ONU.

Las tropas estadounidenses, a través de la denominada operación ‘Libertad duradera’, y las de la OTAN, mediante la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), desembarcaron en Afganistán en 2001 con el objetivo de contribuir a su reconstrucción y reforzar al gobierno interino. Pero sus ataques militares no siempre han alcanzado el objetivo talibán.

Mujeres y niños, entre las víctimas

El pasado mes de agosto la OTAN reconocía la muerte de cuatro mujeres y un niño en un ataque de la ISAF en el centro del país, en la provincia de Ghazni, cuando soldados de la coalición, bajo mando estadounidense, abrieron fuego para repeler un ataque de un grupo talibán. Además, decenas de mujeres y niños, según denuncia Cruz Roja, se encontraban entre las 147 víctimas mortales contabilizadas en un bombardeo el pasado mes de mayo en la provincia afgana de Farah Yunus Rasooli.

Sin ir más lejos, la propia ONU afirmaba, en agosto de 2008, tener "pruebas evidentes" de que 90 civiles, entre ellos 60 niños, murieron el día 22 de ese mes en un ataque aéreo. La matanza de civiles fue denunciada entonces por el Gobierno afgano. Por otra parte, la OTAN aseguraba en octubre de 2006 que 48 talibanes habían perdido la vida en un ataque aéreo en Kandahar, pero no se mencionaba a los 63 civiles que, según fuentes locales, habían perdido la vida.

Recrudecimiento de la guerra

El general Stanley McChrystal, el comandante estadounidense de la OTAN en Afganistán, comunicó el pasado mes de agosto un cambio en el manejo militar para evitar el alto número de muertes de civiles que ocurrieron en los meses pasados, algo que, de momento, a juzgar por las bajas de este viernes, no ha tenido el efecto deseado.

Y es que el ataque se produce en pleno recrudecimiento de la guerra de las fuerzas reunidas bajo el paraguas de la OTAN contra los talibanes. La polémica sobre si se deben retirar las tropas españolas de Afganistán también volvía a desatarse  tras el último ataque en Afganistán que se saldó con 13 insurgentes muertos.

No obstante, la ministra de Defensa, Carme Chacón, aseguraba este viernes que "si las condiciones de seguridad post-electorales requieren un aumento de tropas, volverá a acudir al Parlamento para solicitar un refuerzo del contingente español en Afganistán. En estos momentos, cerca de 1.100 soldados españoles participan en la misión de la ISAF en el país asiático, según el ministerio de Defensa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento