Sevilla cierra 1.786 "heridas abiertas" en Pico Reja, la mayor fosa común abierta en España y en Europa occidental desde la de Srebrenica

  • Los trabajos de exhumación de los restos de víctimas represaliadas por el franquismo comenzaron hace tres años. 
  • El Ayuntamiento ha anunciado que este año empezarán los estudios en la fosa de Monumento. 
Acto por el cierre de la fosa común de Pico Reja abierta en el cementerio de Sevilla y donde se han localizado los restos de casi 1.800 personas represaliadas por el franquismo.
Acto por el cierre de la fosa común de Pico Reja abierta en el cementerio de Sevilla y donde se han localizado los restos de casi 1.800 personas represaliadas por el franquismo.
JULIO MUÑOZ/EFE
Acto por el cierre de la fosa común de Pico Reja abierta en el cementerio de Sevilla y donde se han localizado los restos de casi 1.800 personas represaliadas por el franquismo.

Matilde Hermoso, nieta del alcalde de Sevilla Horacio Hermoso; Josefa y Carmen Amado, hijas del concejal Rafael Amado; Purificación Oliver, nieta de otro concejal, José Manuel Puelles; Miguel, nieto de Miguel Guerrero, miembro de la Columna Minera; Ángel, hijo de Eugenio Rodríguez, sindicalista de la fábrica La Cartuja; y Ana, sobrina de Ramón y Antonio Sánchez, dos vecinos del Cerro del Águila del Partido Comunista.

Estos son algunos de los familiares de las víctimas represaliadas del franquismo cuyos restos fueron arrojados a Pico Reja, en el cementerio de San Fernando de Sevilla, la mayor fosa común abierta de España y de Europa occidental desde la de Srebrenica, en Bosnia Herzegovina.

Este martes, el Ayuntamiento de Sevilla ha celebrado un acto "institucional" por la finalización de los trabajos de exhumación que se iniciaron hace tres años en esta fosa, y que han dado como resultado la localización de los restos de más de 10.000 personas, de las que 1.786, al menos, tienen "signos evidentes de represión y de haber sido asesinadas".

Al acto han acudido representantes de las cuatro administraciones que han sufragado los trabajos (1,5 millones de euros) -Gobierno central, Junta, Ayuntamiento y Diputación-, junto a representantes de asociaciones memorialistas y los verdaderos protagonistas, los familiares de las víctimas. Claveles rojos, retratos de los asesinados y banderas republicanas han sido los símbolos con los que los casi dos centenares de familiares asistentes han querido honrar la memoria de "sus muertos", a los que han despedido simbólicamente tirando claveles y palazos de tierra a una pequeña zanja abierta para la ocasión.

"Mi padre tenía 28 años cuando lo asesinaron, mi madre se quedó viuda con 26 y yo me quedé sin padre con dos años y medio y mi hermana con uno. Y por la fecha en la que lo asesinaron, creemos que está aquí", ha asegurado emocionado uno de estos familiares. Otros no han podido asistir al acto al haber fallecido ya.

Una mujer, con la foto de un antecesor desaparecido, en el acto institucional de cierre de la fosa de Pico Reja.
Una mujer, con la foto de un antecesor desaparecido, en el acto institucional de cierre de la fosa de Pico Reja.
EP

"Han sido muchos años de sufrimiento y espera por parte de los familiares", ha asegurado el alcalde, Antonio Muñoz, que ha resaltado que este ha sido el "mayor proyecto de recuperación de la memoria histórica que se ha llevado a cabo en España". El regidor ha garantizado que una vez terminados estos trabajos de "justicia, reparación y verdad", llevados a cabo por la Fundación Aranzadi, el Ayuntamiento "va a seguir por este camino", toda vez que aún hay dos fosas más "esperando", la de Monumento y la de Antigua.

En este punto, Muñoz ha señalado que el objetivo del Ayuntamiento es iniciar el expediente para la exhumación de la fosa Monumento, estudios que se iniciarán a lo largo de 2023, con el propósito de mantener "el mismo modelo que ha funcionado hasta ahora".

Tras la exhumación, la Universidad de Granada sigue realizando los estudios de ADN con las muestras que se han ido tomando a los familiares por parte del Laboratorio Municipal de Sevilla. Mientras, el Ayuntamiento levantará un memorial con tres líneas de columbarios realizados en bloques de hormigón armado conformando una plaza triangular con un acceso a pasillos situados en cada uno de los ángulos. La plaza estará aislada para generar un espacio de "recogimiento" para las personas que se acerquen al cementerio. El osario-memorial Pico Reja mantiene la idea triangular de un pico de tres aristas y tres entradas, fundado sobre tres pilares: verdad, justicia y reparación. Contará, además, con un ciprés de la memoria en medio.

El alcalde de Sevilla ha anunciado también que a lo largo de este primer trimestre terminarán las obras de rehabilitación del edificio de la Ranilla tras una inversión de más de un millón de euros. Este edificio, por el que accedían a la prisión los presos y donde se ubicaban también las oficinas y hasta las viviendas de los responsables, es el "único resto físico que existe de la antigua cárcel de la Ranilla", que se demolió en 2008 tras haber dejado de funcionar como prisión provincial en 1991 y haberse mantenido hasta 2006 como centro de tercer grado. El mes pasado se licitó la redacción del proyecto museográfico para este espacio que se ejecutará durante el año 2023.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento