Como se esperaba, después de tres meses consecutivos de bajadas, las cifras de desempleados vuelven a crecer, situándose en 3.629.080, según datos del ministerio de Trabajo e Inmigración hechos públicos esta misma mañana. El paro subió en agosto en 84.985 personas (un 2,4%), lo que significa que en un solo mes se han perdido casi tantos puestos de trabajo como los que se habían ganado en los tres meses anteriores (en mayo, junio y julio 100.785 personas encontraron trabajo). En los tres últimos meses se habían recuperado más de 100.000 puestos de trabajo

Esta noticia se produce un día después de que la oficina de estadísticas, Eurostat, hiciera público que España encabeza la tasa de desempleo de la Unión Europea con un 18,5%, y que el paro en la zona euro se ha incrementado un 1% en julio, situándose en el 9,5%.

Meses positivos

Los malos datos de agosto rompen una tendencia positiva que había llevado a recuperar 20.794 puestos de trabajo en julio (0,58%), el mejor julio para el empleo desde 2004. Aún así estos cifras eran ligeramente inferiores al repunte que se vivió en junio, cuando 55.250 personas encontraron trabajo. En mayo bajó en 24.741 personas. Es decir, en tres meses se habían recuperado 100.785 puestos de trabajo.