Un sacerdote de rito vudú viola dos veces a una mujer a punta de cuchillo en Miami

  • Invitó a la mujer a unas bebidas antes de exigirle mantener relaciones sexuales.
  • El hombre, Francisco Armenteros Palacios, se enfrenta a tres cargos de delitos graves.
El vecindario de Allapattah, en Miami, donde han ocurrido los hechos.
El vecindario de Allapattah, en Miami, donde han ocurrido los hechos.
GOOGLE STREET VIEWS

Un supuesto sacerdote de rito vudú identificado como Francisco Armenteros Palacios, cuya nacionalidad no ha sido revelada, se enfrenta a tres cargos de delitos graves por, presuntamente, violar dos veces a una mujer en Allapattah, un vecindario de la ciudad de Miami (Florida, Estados Unidos).

Medios locales recogen este lunes el informe policial del suceso, que ocurrió en el domicilio de Armenteros Palacios, de 56 años, cuya ocupación fue registrada como la de "sacerdote de vudú".

La Policía detuvo al hombre el domingo en una vivienda de Allapattah, donde, según parece, invitó a una mujer a unas bebidas antes de exigirle mantener relaciones sexuales.

El informe detalla que la mujer, ante la insistencia de Armenteros Palacios, le dijo que su relación era solo de amistad, algo que no aceptó el detenido, que le demandó otra vez sexo.

La mujer, ante la actitud de Armenteros Palacios, recogió sus cosas y se dispuso a abandonar la casa, aunque no pudo salir al encontrar la puerta cerrada con llave, según ha detallado la Policía. Fue entonces cuando el detenido sacó una navaja y se dirigió a la mujer con la frase "vas a tener sexo conmigo".

La mujer trató de refugiarse en un baño, pero el hombre, cuchillo en mano, la obligó a quitarse la ropa y procedió a violarla. La víctima aprovechó un momento de descuido del agresor para vestirse e intentar huir, pero no lo consiguió.

Cuando la mujer estaba a punto de salir, fue asaltada, amenazada con un cuchillo y violada otra vez. Finalmente, pudo huir y contactar a la Policía, que detuvo al presunto violador.

Durante el interrogatorio, Palacios primero dijo que la mujer se fue -sin que hubiera ocurrido ningún incidente- después de beber durante unas horas, pero posteriormente cambió la versión para señalar que tuvieron sexo "consensuado".

La Policía, tras registrar la casa, encontró la navaja en el gabinete de la cocina oculta bajo numerosas bolsas de plástico. El acusado se enfrenta a tres cargos graves.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento