La polémica por la bandera de España en el colegio de Mallorca: ¿un enfrentamiento político o un problema de disciplina?

Colegio La Salle de Palma de Mallorca.
Colegio La Salle de Palma de Mallorca.
La Salle
Exterior del colegio La Salle de Palma de Mallorca.
ATLAS

La polémica en el colegio La Salle de Palma de Mallorca continúa abierta después de que los alumnos de un aula de Bachillerato fueran expulsados este viernes por una profesora de catalán por exhibir una bandera de España para animar a la selección española en el Mundial de Qatar.

El colegio ha abierto un proceso de investigación interno con el objetivo de aclarar el enfrentamiento entre esa clase de primero de Bachillerato y la docente Margalida Cunill, que ha denunciado haber recibido amenazas y ha borrado sus perfiles en las redes sociales. Los padres de los alumnos, por su parte, también denuncian haber recibido amenazas y falta de apoyo por parte del centro y de la administración.

Tanto el colegio como la profesora defienden que la expulsión de los alumnos se produjo por un problema de indisciplina, tal y como recoge la circular que el centro envió a los padres de los alumnos:

En ese documento, el colegio detalla que los alumnos "desoyeron" las indicaciones de la profesora y "se negaron a obedecer". También sostiene que los alumnos vitoreraron "con sorna" a la docente y llegaron a "coaccionar" a una compañera que sí intentó acatar las órdenes de la profesora.

La profesora ha recibido el apoyo de la presidenta balear, Francina Armengol, quien ha considerado "intolerables" las amenazas a la profesora y ha defendido la actuación del colegio. "Los centros son los que marcan las reglas de convivencia en las aulas. Los docentes han de ser respetados, y su tarea, protegida. Todo nuestro apoyo a la profesora de La Salle Palma amenazada por la ultraderecha", escribió en un mensaje de Twitter.

Pero la versión de los padres y alumnos es radicalmente distinta. Aseguran que el motivo de su expulsión no fue disciplinario, sino político. Y señalan a la profesora como responsable de la polémica, por negarse a dar clase una bandera de España en el aula, cuando esa bandera llevaba ya varios días colgada.

"¿Puede una profesora negarse a dar clase porque le molesta la bandera de España en el aula? No puede. Si la profesora no quiere dar clase, que no cobre, pero no vemos que una bandera oficial sea un problema para que no haga su trabajo", afirma Pilar Serrano, madre de uno de los alumnos expulsados, en el diario ABC.

Serrano asegura que "todos los padres están indignados con la actitud intolerante" de esta profesora y con la actitud del centro. "Los niños colgaron una bandera el lunes después de consultarlo con el tutor y de que este no pusiera ningún problema; sin embargo, a lo largo de la semana hubo profesores que manifestaron su rechazo ante ese 'trapo', como lo llamó un docente en concreto, y tuvieron que llegar a un consenso con estos profesores para que se añadiera un cartel en el que se especificara que era en apoyo a la selección», afirma Serrano.

"A nosotros y a nuestros hijos también nos han amenazado, y ni Armengol ni el centro nos han mostrado su apoyo, como sí han hecho con la profesora de catalán que provocó el incidente de la bandera", afirma el padre de otro de los expulsados, en el digital Mallorca Diario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento