Qué ha pasado en Suecia con la crisis inmobiliaria

Plaza en el Gamla Stan, el casco histórico de Estocolmo.
Plaza en el Gamla Stan, el casco histórico de Estocolmo.
Oleksiy Mark

Continúa la caída del mercado inmobiliario en Suecia, que aumenta en el mes de octubre de 2022. Según los datos ofrecidos por el índice de precios de la vivienda de HOX, elaborado por Valueguard, este país ha sufrido una caída de los precios del 12% desde que se alcanzase el máximo a comienzos de 2022. 

Suecia sufre el mayor descenso del mercado inmobiliario desde que ocurriese la crisis financiera de 1990, según el informe de los analistas de Bloomberg recogido por El Economista. Los precios de la vivienda llevan cayendo siete meses consecutivos. Esto se debe, en gran parte, a la pérdida de poder adquisitivo de los hogares por el aumento de los precios de la energía y la elevada inflación.

Cuáles son los pronósticos

Los últimos datos del mes de octubre revelan que los precios han caído un 3%. En este sentido, advierten desde Bloomberg, lo que está sucediendo en la economía y en el mercado inmobiliario de Suecia podría ser un aviso para el resto de países. 

El país nórdico es el primero en mostrar una recesión en el mercado inmobiliario y marca el ritmo para los demás países. De hecho, diversos indicadores ya muestran una desaceleración profunda de los mercados inmobiliarios a nivel global.

"Esta es la perspectiva del mercado de la vivienda más preocupante desde 2007-2008, con los mercados en equilibrio entre la perspectiva de caídas modestas y caídas mucho más pronunciadas", detalla Adam Slater, economista principal de Oxford Economics, en declaraciones recogidas por Financial Times.

Desde esta propia consultora ya advertían en sus últimos informes que el mercado inmobiliario de Suecia era uno de los más vulnerables. Así, las tasas hipotecarias se han disparado cerca del 7% en Estados Unidos, mientras que también se han producido fuertes aumentos en Reino Unido y en países de la eurozona. Por otro lado, los precios de la vivienda han comenzado a desplomarse, también en mercados como Canadá y Nueva Zelanda.

"El aumento de las tasas hipotecarias en las economías avanzadas amenaza con empujar a algunos mercados inmobiliarios a fuertes recesiones. Los precios de la vivienda ya son planos o están cayendo en muchas economías, incluido EE. UU., y las presiones a la baja se intensificarán a medida que los estándares de crédito bancario se endurezcan y las recesiones comiencen a afectar", recoge Oxford Economics en su informe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento