Lucía Sánchez responde a las acusaciones de "arreglarse" en las visitas de Isaac Torres: "Mi estado de ánimo no depende de un hombre"

Lucía Sánchez en su canal de Mtmad.
Lucía Sánchez en su canal de Mtmad.
MEDIASET
Lucía Sánchez en su canal de Mtmad.

La relación entre Lucía Sánchez y su expareja Isaac Torres está constantemente rodeada de polémica. Especialmente desde que a finales del mes de octubre diera a luz a su hija, Mía, los dos exconcursantes de La isla de las tentaciones están siempre en el ojo del huracán.

La última queja llega a raíz de las visitas del padre de su pequeña a la casa. Según han apuntado algunos internautas, la gaditana se "arregla" cada vez que el catalán va a ver a su hija. A tales acusaciones, la joven ha asegurado: "Mi estado de ánimo no depende de nadie y mucho menos de un hombre, así que yo me pregunto por qué será que tienes esos pensamientos tan retorcidos".

Si una cosa tiene clara la influencer es que lo más importante para ella es solo su hija. Como así ha comentado a través de su canal de Mtmad, ahora es una mujer fuerte y emprendedora.

Según la joven madre, su hija ha sido un punto de inflexión en su vida. Por ello ha cambiado su manera de pensar, actuar y gestionar sus emociones para no depender de nadie.

Por ello, niega en todo momento las acusaciones de sus supuestos intentos de volver con el padre de su hija. "Se nota que no has seguido mi embarazo. Me arreglé mucho y me hice muchas fotos bonitas", respondió la andaluza ante las acusaciones.

La joven solo quiere mantener una buena relación con Isaac Torres para que su pequeña no se vea afectada. Es por eso que la de Cádiz ha decido no implantar un régimen de visitas. Sin embargo, lo que sí que Lucía Sánchez tiene muy claro es que Mía debe vivir con ella, ya que la pequeña es aún lactante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento