Los huracanes más destructivos que han azotado Florida: ¿Es Ian uno de ellos?

Imágenes de Florida tras el paso del huracán Ian
Imágenes de Florida tras el paso del huracán Ian
EFE

Ian llegó a la costa oeste de Florida este miércoles como un poderoso huracán de categoría 4 que casi rozaba la categoría 5. Al día siguiente, el presidente de Estados Unidos Joe Biden expresó que Ian podría llegar a ser "el huracán más mortífero en la historia de Florida". Sin embargo, resaltó que, "los números aún no están claros, pero estamos escuchando los primeros informes de lo que puede ser una pérdida sustancial de vidas". 

No obstante, la realidad es que, según los datos de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) y del Centro Nacional de Huracanes (NHC), el ciclón tropical que ha causado más muertes en la historia de Florida ha sido el huracán Okeechobee de 1928. Llegó a la zona de Palm Beach como un huracán de categoría 4 el 16 de septiembre tras haber pasado por Puerto Rico y las Bahamas. Dejó un saldo de 1.836 personas muertas en Florida, 312 en Puerto Rico y 18 en las Bahamas.

El segundo huracán más mortífero registrado en el estado del sol desde 1851, cuando empezó la serie, fue el huracán del Golfo Atlántico de 1919, que llegó el 9 de septiembre con categoría 4 a los cayos de la Florida. Se estima que murieron entre 600 y 800 personas, de las cuales más de 500 fallecieron en 10 barcos que se hundieron o fueron reportados como desaparecidos.

El huracán que llegó el 2 de septiembre de 1935, Día del Trabajo en Estados Unidos, a los cayos de la Florida es el tercero que más muertes ha provocado. Fue detectado por primera vez en el centro de las Bahamas el 29 de agosto y llegó al país norteamericano como un huracán de categoría 5. Fue el responsable de la muerte de 408 personas, la mayoría de los cuales eran veteranos de la Primera Guerra Mundial que estaban trabajando en la zona.

Los más destructivos en los últimos 30 años

Si nos remitimos a la historia reciente del estado, los huracanes más destructivos de los últimos 30 años han sido: Andrew (1992), Michael (2018), Charley (2004) e Irma (2017).

Andrew llegó al sur del condado de Miami Dade como un huracán categoría 5 el 24 de agosto de 1992, con unos vientos máximos sostenidos de 265 km/h. La zona más afectada fue la ciudad de Homestead, en donde más del 99% de las casas rodantes fueron destruidas, según la NOAA. Un total de 43 personas perdieron la vida a causa del ciclón y los daños estimados se calcularon en 26.000 millones de dólares. Hasta ese momento, Andrew fue el desastre natural que más daños causó en el país. No obstante, en 2005 fue sobrepasado por Katrina.

Michael arribó al noroeste del estado, zona coloquialmente conocida como el "mango de la Florida", como un huracán de categoría 5 el 10 de octubre de 2018. Fue el responsable directo de la muerte de 16 personas y los daños materiales causados en Florida, Georgia, Alabama, Carolina del Sur, Carolina del Norte y Virginia se estimaron en 25.000 millones de dólares, según la NOAA. La institución también afirmó que el área más perjudicada fue Mexico Beach, en donde 1.584 de los 1.692 edificios de la localidad fueron dañados.

Ian recordó al huracán Charley debido a que su trayectoria fue similar. Este ciclón llegó a la costa oeste de Florida cerca de Fort Myers, la misma área a la que arribó Ian. Además, ambos azotaron previamente a la isla de Cuba como un huracán categoría 4, aunque Charley se movió mucho más rápido y era bastante más pequeño que Ian. Incluso tocaron tierra casi al mismo tiempo: Charley lo hizo a las 15.45 e Ian a las 15.00 horas. Charley fue el responsable de 10 muertes y los daños se estimaron en 6.800 millones de dólares, según el NHC.

El 10 de septiembre de 2017, Irma llegó a los cayos de la Florida como un huracán de categoría 4, que tocó tierra en siete ocasiones. Fue responsable de la pérdida de 10 vidas en Estados Unidos y se estima que los daños materiales rondaron los 50.000 millones de dólares, según el NHC.

Los estragos de Ian

Ian causó graves inundaciones en la ciudad de Fort Myers y en otros condados y dejó entorno a 2 millones y medio de personas  sin electricidad. Posteriormente se convirtió en tormenta tormenta tropical. Ahora, tras haber azotado a Florida y haber arribado al Atlántico, se ha vuelto a convertir en un huracán categoría 1 y se dirige rumbo a Carolina del Sur, donde se espera que toque tierra este viernes.

Hasta el momento, se cree que entre 10 y 15 personas han muerto, pero todavía no se ha difundido el informe oficial, según citan diferentes medios de comunicación estadounidenses. Este jueves, el alguacil del condado Lee, Carmine Marceno, dijo en el programa 'Good Morning America' de la cadena ABC que centenares de personas podrían haber muerto. "Si bien no tengo los números confirmados, definitivamente sé que las muertes rondan los centenares".

"Hay miles de personas que esperan ser rescatadas y, nuevamente, no podemos dar una evaluación real hasta que estemos en la escena, evaluando cada una de ellas, y no podemos acceder a las personas, ese es el problema", finalizó el agente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento