Noelia Núñez  Diputada del PP en la Asamblea de Madrid

Siempre nos quedará Madrid

Ayuso, en el Debate del Estado de la Región
Ayuso, en el Debate del Estado de la Región
Jesús Hellín / Europa Press

Hace unos días celebrábamos en la Asamblea de Madrid el debate más importante del curso político, el Debate sobre el estado de la Región. Un examen a la gestión realizada por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid y que, sin ningún ápice de duda, ha superado con nota.

Dos días de intenso debate que comenzaron con una rendición de cuentas ejemplar, demostrando que el Gobierno de la libertad en Madrid ha cumplido con, prácticamente, la totalidad del programa electoral con el que concurrió la presidenta Ayuso a las elecciones el 4 de mayo. Madrid es y ha sido el dique de contención a las políticas sanchistas que buscan arruinarnos y hacernos dependientes. Madrid es y ha sido el oasis en el que refugiarse, la comunidad a la que venir a ser libre y a que te dejen en paz.

Un ejemplo de gestión sin olvidar la tan importante batalla cultural, la defensa del individuo frente al colectivo

En el debate pudimos comprobar que Madrid ha hecho los deberes para garantizar oportunidades a los madrileños, para continuar creciendo cada vez más y seguir garantizando el tener unos servicios públicos punteros y de la máxima calidad. Un ejemplo de gestión sin olvidar la tan importante batalla cultural, la defensa del individuo frente al colectivo, la garantía de libertad. En definitiva, un gobierno a la altura de Madrid.

Por otro lado, pudimos también ver a una izquierda desesperada. Una izquierda en Madrid sin proyecto ni futuro, sin ideas ni propuestas. Una izquierda bronca, faltona y cuya máxima preocupación es ocupar el sillón para imponer su modo de ver la vida a los demás, para arruinar a las clases medias o para cortar las alas a quienes generan oportunidades en Madrid. Una izquierda más preocupada de ser los defensores de Pedro Sánchez en Madrid que de los problemas reales de los madrileños. Al socialismo no le preocupan los madrileños que no pueden llegar a fin de mes ni aquellas pequeñas empresas que han pasado a pagar miles de euros en la factura de la luz. Solo quieren imponer, confiscar y quitarnos nuestro modo de ver la vida en Madrid.

Por fortuna, Madrid siempre plantará cara con trabajo, con valentía y con ilusión. Por fortuna, siempre nos quedará Madrid. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento