Puigdemont responde a Aragonès: "Los cambios no se hacen en despachos de la Moncloa, ni en reservados del Congreso"

  • El expresidente afirma que "cinco años y ninguna propuesta, lo repito para los que aún duermen en el sueño del diálogo".
Carles Puigdemont en la declaración institucional por la Diada.
Carles Puigdemont en la declaración institucional por la Diada.
@KRLS

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha llamado a la movilización ciudadana por la Diada: "Los cambios no se hacen en despachos de la Moncloa, ni en reservados del Congreso. Allí se deshacen las cosas que habíamos comenzado a hacer juntos", ha afirmado.

En un vídeo difundido en sus redes sociales, el expresidente catalán ha recordado la manifestación de la Diada de hace cinco años, previa al 1-O, y ha sostenido que la movilización ciudadana permitió hacer "cosas que la política o las instituciones solas no habrían podido hacer".

"Eso no era hacer antipolítica, ni ir contra los partidos, sino lo contrario", ha dicho en referencia velada a los argumentos empleados por el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, para no asistir a la manifestación de la Diada organizada por la ANC de este año.

"Manifestarse es una necesidad que tiene todo pueblo que quiera sobrevivir. No sobreviviremos porque un ministro español nos sonría mientras envía a sus sicarios a espiarnos", ha defendido Puigdemont, que ha instado al independentismo a hacerse respetar.

Ha sostenido que el independentismo lo debe hacer mejor, ya que cree que nunca tendrá mejor fuerza para negociar con el Estado que con movilización ciudadana: "Si el objetivo es vivir con un Estatut recortado por el Tribunal Constitucional, la movilización es un estorbo". 

"Dependencia forzada"

Puigdemont ha asegurado que han pasado cinco años del 1-O de "dependencia forzada" del Estado, que considera que no han traído más progreso, sino que han hecho que Catalunya se empobrezca y pierda competitividad, según él.

También ha sostenido que en cinco años no ha habido ninguna propuesta por parte del Gobierno para solucionar el conflicto catalán: "Cinco años y ninguna propuesta, lo repito para los que aún duermen en el sueño del diálogo", ha afirmado.

Ha reconocido que la gente tiene motivos para estar descontentos, pero tienen más "para luchar, no rendirse y dejarse arrastrar por los que, prescindiendo del pueblo, querrían hacer una declaración unilateral de normalidad".

El expresidente catalán también ha criticado que, tras cinco años, "Cataluña sigue castigada con un déficit fiscal insostenible, incumplimiento de las inversiones y menosprecio" a la identidad catalana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento