El Tiranosaurio rex era sólo uno y era el rey: científicos desmienten que existieran tres especies distintas del dinosaurio

  • En marzo, un estudio propuso que los T. rex debían ser categorizados en tres especies.
  • Ahora, un nuevo trabajo acusa a aquellos de falta de rigor: el rex era uno y era el rey.
Reconstrucción del esqueleto de un tiranosaurio (tyrannosaurus rex), en Museo de Historia Natural Carnegie de Pittsburgh, EE UU.
Reconstrucción del Tyrannosaurus rex en el Museo de Historia Natural de Pittsburgh.
WIKIPEDIA
Reconstrucción del esqueleto de un tiranosaurio (tyrannosaurus rex), en Museo de Historia Natural Carnegie de Pittsburgh, EE UU.

Uno sí, pero no trino. El Tiranosaurio rex fue sólo uno y no hubo tres especies distintas de este dinosaurio. En marzo de este 2022, un estudio sugirió que había tres especies que encajaban dentro de la familia de los tiranosaurios. Ahora, otra investigación lo desmiente: sólo hubo un rey, sólo hubo un Tyrannosaurus rex.

El trabajo de marzo, publicado por Evolutionary Biology y firmado por científicos estadounidenses, aseguraba que diferencias físicas en el fémur, otros huesos y estructuras dentales, podrían sugerir que los especímenes del Tyrannosaurus rex deben ser recategorizados en tres especies distintas.

Según ellos, el rex no era el único de su género sino que lo acompañaban el imperator y el regina. Se basaron en la variación del grosor de los huesos del muslo y en la forma de los dientes frontales inferiores entre unas tres docenas de especímenes de tiranosaurio.

Las pruebas no eran convincentes y había que responder porque la investigación sobre el T. rex va mucho más allá de la ciencia y entra en la esfera pública"

En respuesta, siete paleontólogos rechazan ahora esa hipótesis en un artículo que se publica en la revista Science Daily. Acusan a sus colegas de citar métodos estadísticos inadecuados, tomar muestras comparativas limitadas y hacer mediciones defectuosas, según expresaron en un comunicado del Museo Americano de Historia Natural.

"Sus mediciones del tamaño de cada diente no coinciden con las nuestras", explica a New Scientist, James Napoli, coautor del estudio. "De hecho, parece que en algunos casos, si ese diente faltaba, midieron el tamaño de la cavidad dental, lo que puede ser engañoso".

No habría sido razonable dejar al público pensando que la hipótesis de las especies múltiples era un hecho"

El Tyrannosaurus rex ha sido la única especie del género tiranosaurio reconocida desde que el dinosaurio fue descrito por primera vez en 1905. "Es cierto que hay variación en el tamaño y la forma de los huesos del T. rex, pero en nuestro nuevo estudio demostramos que esta variación es mínima", asegura Steve Brusatte, paleontólogo de la Universidad de Edimburgo y otro de los coautores de la investigación.

Investigadores enfrentados

El nuevo estudio analizó la variación intraespecífica del grosor de los huesos del muslo en otros cuatro dinosaurios carnívoros y en 112 especies de aves vivas, descendientes de pequeños terópodos emplumados. El equipo encontró que las variaciones no eran excepcionales: "El Tiranosaurio rex sigue siendo el verdadero rey de los dinosaurios", zanjan los del Museo Americano de Historia Natural.

"Las pruebas no eran convincentes y había que responder a ellas porque la investigación sobre el T. rex va mucho más allá de la ciencia y entra en la esfera pública... No habría sido razonable dejar al público pensando que la hipótesis de las especies múltiples era un hecho", ha dicho al New York Times Thomas Carr, paleontólogo del Carthage College de Wisconsin y coautor del nuevo estudio.

Parece paleopropaganda para defender al T. rex, en lugar de explorar seriamente la posibilidad de que los especímenes fósiles contengan más de una especie"

Los aludidos han contestado ya. El paleontólogo y paleoartista independiente Gregory Paul, autor del estudio de marzo junto a otros dos colegas, le ha dicho a Reuters que la investigación del equipo del American Museum of Natural History le ha parecido apresurada y "no un estudio científico adecuado".

"Se presenta como una paleopropaganda que parece estar estructurada para defender al T. rex, en lugar de explorar seriamente las posibilidades de que los especímenes fósiles del género tiranosaudio contengan más de una especie que el género ciertamente tenía", mantiene Paul.

¿Jurassic Park? No, no podía correr tanto

Este mismo mes de julio, otro estudio ha dejado en evidencia la escena de Jurassic Park en la que un Tyrannosaurus Rex desenfrenado persigue al personaje que encarna Jeff Goldblum herido y huyendo en un 4x4. Científicos de la Universidad de Manchester han comprobado que el tamaño y peso de T. rex significa que no podía moverse a alta velocidad, ya que los huesos de las piernas se habrían venido abajo bajo su propia carga de peso.

Representación de un 'Tyrannosaurus rex'.
Representación de un 'Tyrannosaurus rex'.
PIXABAY

Según William Sellers de la Escuela de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente, sus resultados demuestran cualquier tipo de carrera para T. rex probablemente conduciría a "cargas esqueléticas inaceptablemente altas". Lo que significa, en términos sencillos, que cualquier carrera simplemente rompería las piernas del dinosaurio. Esto contradice las velocidades de funcionamiento predichas por modelos biomecánicos previos que pueden sugerir hasta 70 kilómetros por hora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento