Barcelona triplicará las superáreas de juego infantil hasta 2024: tendrán más de 600 m2 y dunas, laberintos o montañas para escalar

La futura área de juego del parque de la Barceloneta.
La futura área de juego del parque de la Barceloneta.
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Los niños avanzarán en su conquista del espacio público barcelonés con nueve superáreas más de juego hasta 2024, que como las cinco ya existentes, contarán con elementos fuera de lo común para pasárselo bien, como dunas, laberintos o montañas para escalar. Lo ha anunciado este miércoles el Ayuntamiento, que ha subrayado que se llegará a las 14 zonas de estas características -con más de 600 metros cuadrados de superficie y juegos singulares-, con lo que se triplicarán.

Esta es una de las medidas que se contemplan para seguir desplegando la estrategia municipal que se aprobó en 2018 para mejorar los espacios infantiles, en lo que se invertirá 18 millones de euros hasta 2024. El plan, con horizonte 2030, busca que Barcelona pase de ser una ciudad con zonas para el juego a una ciudad jugable.

La superárea de Alfons el Magnànim tendrá toboganes de hasta cinco metros de altura.
La superárea de Alfons el Magnànim tendrá toboganes de hasta cinco metros de altura.
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Otras medidas previstas en los próximos dos años son pasar de las 21 áreas para niños totalmente accesibles a las 55, así como ofrecer juegos de agua en 14 puntos dentro de tres veranos.

Actualmente, hay 906 áreas infantiles en Barcelona y desde el lanzamiento de la estrategia para mejorarlas en 2018 y hasta 2024, el Ayuntamiento habrá hecho actuaciones en un total de 229. Por el momento, ha realizado 103, consistentes en renovar zonas para los niños o crear zonas nuevas. En 2023 se habrán ejecutado 52 más y habrá 74 en fase de obras o con el proyecto ejecutivo aprobado.

La teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz, ha apuntado que el consistorio, con sus actuaciones, quiere enviar el siguiente mensaje a los menores: "Jugad, la ciudad es vuestra". "El objetivo es que todos los niños se sientan como en casa en el espacio público", ha afirmado.

Las superáreas

Acerca de las superáreas de juego, Sanz ha asegurado que son las más bien valoradas de la capital catalana, que el 17% de sus usuarios procede de otros barrios y que invitan a pasar el día. "Estamos creando un cierto itinerario del juego en la ciudad", ha celebrado.

De las nueve que ganará Barcelona hasta 2024, en enero de 2023 ya se habrán instalado tres. Una de ellas estará en la calle Alfons el Magnànim (Sant Martí) y tendrá más de 600 m2. Ofrecerá el elemento de juego más alto de la ciudad, consistente en dos torres de 4,5 y 5 metros de altura de donde saldrán unos toboganes en espiral. Otra se situará en el parque del Poblenou (Sant Martí), su superficie será de 800 m2 y reproducirá un paisaje dunar con caucho. Contará con toboganes, pequeñas montañas para escalar y el conjunto de columpios más grande de Barcelona. La tercera, en el parque de la Barceloneta (Ciutat Vella), medirá más de 1.000 m2 y representará una constelación, con meteoritos caídos del cielo y juegos en medio de los árboles. Incluirá hamacas, un gran arenal y un laberinto.

La superárea prevista en el parque del Poblenou.
La superárea prevista en el parque del Poblenou.
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

A lo largo de 2023 se irán instalando, en paralelo a la construcción de los parques de los que formarán parte, cuatro superáreas más. Una de ellas estará en el parque del Canòdrom (Sant Andreu) y tendrá una gran estructura de malla para jugar. Habrá otra en el de la Colònia Castells (Les Corts) con elementos para escalar y columpios, y otra más en el de Can Batlló (Sants-Montjuïc) con un gran tobogán que rodeará una columna central. La cuarta se situará en el parque Central de la Marina del Prat Vermell (Sants-Montjuïc) y tendrá una tirolina y diferentes elementos de madera que señalizarán el recorrido que definirá una anilla perimetral para carreras.

La estructura de malla del parque del Canòdrom.
La estructura de malla del parque del Canòdrom.
AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Para 2024, están proyectadas dos superáreas más en el parque de Glòries y en los Jardins de Màlaga. Esta última será la más grande de la ciudad, con unos 1.300 metros cuadrados, y ambas serán totalmente accesibles.

Las cinco superáreas construidas hasta ahora están en los parques de Glòries, Antoni Santiburcio, Pegaso y Central y en los Jardins de la Indústria.

Las áreas de juego totalmente accesibles

La teniente de alcaldía ha lamentado que de las 906 áreas de juego que hay en la ciudad, solo 21 son totalmente accesibles para niños con diversidad funcional y discapacidad. Ha dicho que "se trabajará para darle la vuelta" a esta situación y conseguir que en 2030 haya como mínimo una en cada barrio.

En esta línea, se instalarán 34 más hasta el año 2024, de las que 24 ya estarán el año que viene ejecutadas o en obras. De estas, cuatro habrán salido de los presupuestos participativos: la del paseo de Sant Joan, la de la plaza de las Caramelles, la de los jardines de Montserrat Roig y la de los jardines de Massana.

Además, el Ayuntamiento ha abierto un concurso para crear otras 10 áreas de juego totalmente accesibles en 2024, en lugares como el paseo de Garcia Fària, la plaza de Ventura Gassol o la de Elisa Antonella, entre otros.

Ese año se habrá llegado a las 55 en la ciudad, lo que hará posible que el 90% de la población tenga una a un máximo de 800 metros de su casa.

Los juegos de agua

Los 14 espacios con juegos de agua previstos hasta 2024 tienen como principal objetivo proteger a los niños en verano de las altas temperaturas y las olas de calor. 

En la temporada estival de 2023 estará instalado uno en los jardines del Baix Guinardó y en la de 2024, otros 12 en el Bon Pastor, el parque del Canòdrom, el de Glòries, Can Batlló y en ocho puntos más que se concretarán en el marco del Plan de Barrios.

Estos 13 espacios con juegos de agua se sumarán a uno que se puso en marcha en el verano de 2020, en el marco de una prueba piloto. Está en la plaza interior que hay junto a la calle de Juan Ramón Jiménez, en Nou Barris, y se dirige a niños de más de cinco años. Dispone de una fuente con chorros aéreos que utilizan agua potable no recirculada y funciona de junio a septiembre, de las 10 a las 13 horas y de las 17 a las 20.

Contacta con el equipo de 20minutos en Barcelona

¿Quieres trasladarnos una queja o una sugerencia sobre el barrio o municipio en el que vives de #Barcelona? ¿Quieres denunciar algo de tu zona para que lo cambien, arreglen o mejoren? Mándanos tus reclamaciones a zona20barcelona@20minutos.es o a través del hashtag #MiBarrio20m.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento