Bicing pagará 457.000 euros por un atropello mortal en la Diagonal de Barcelona

  • El ciclista huyó y una mujer de 63 años acabó muriendo 15 meses después del accidente
Una estación del Bicing.
Una estación del Bicing.
MIQUEL TAVERNA

Un juzgado de Barcelona ha condenado a la aseguradora del Bicing, el servicio municipal de bicicletas de la capital catalana, a indemnizar con 457.122 euros a los dos hijos de una mujer que falleció meses después de ser atropellada por una de estas bicis.

El ciclista huyó del lugar de los hechos, pero la aseguradora debe hacerse cargo de la indemnización. La mujer, que tenía 63 años, sufrió un traumatismo craneal grave en enero del 2019 en la Diagonal, lo que le comportó complicaciones importantes de salud, que acabaron desencadenando su muerte 15 meses después, en abril del 2020. El juzgado recrimina a la aseguradora que no adelantara al menos una parte de la indemnización por las secuelas graves.

El accidente ocurrió el 23 de enero de 2019. Sobre las 15.12 horas, la víctima, Josefa T.M., bajaba del autobús de la línea 33 en la parada de Diagonal-Bruc. Fue atropellada por una bicicleta del Bicing por una persona que no pudo ser identificada, puesto que huyó del lugar de los hechos sin preocuparse del estado de la mujer atropellada. La mujer, de 63 años, tenía alergia a la penicilina, hipertensión arterial, diabetes, insuficiencia renal, retinopatía y neuropatía, entre otras afecciones.

Graves complicaciones

Ingresó en el Hospital Clínic con traumatismo craneoencefálico, hemorragia y hematomas cerebrales y fractura del cráneo, y fue intervenida quirúrgicamente. El 4 de febrero siguiente se vio que todavía tenía edemas y hemorragias en el cerebro. A pesar de mejorar, andaba con ayuda y tenía secuelas cognitivas importantes y dependencia severa

Durante su estancia en el hospital sufrió neumonía y diarrea importante, además de subidas y bajadas de azúcar severas, anemia y problemas cardíacos.

El 11 de marzo fue dada de alta del hospital e ingresó en el sociosanitario del Parque Pere Virgili, donde permaneció hasta el 20 de junio. Al día siguiente, después de una sesión de hemodiálisis en el Clínic, sufrió una crisis epiléptica con parada cardiorrespiratoria y volvió a ingresar en el mismo hospital hasta el 16 de julio, cuando regresó al sociosanitario. En octubre sufrió una caída y se fracturó la pelvis. Tuvo un pequeño problema cardíaco y regresó unos días al Clínic y de nuevo a Pere Virgili.

El 19 de marzo de 2020 tuvo otra crisis epiléptica durante la diálisis que le obligó a ingresar en el hospital unos días. Desde el 26 de marzo regresó a Pere Virgili donde le trataban las subidas y bajadas de azúcar, la agitación psicomotriz, las diarreas y el trastorno conductual y de ansiedad, además de hacerle diálisis. Finalmente, el 16 de abril de 2020, casi 15 meses después del atropello, murió justo al terminar una sesión de diálisis.

Recriminación judicial

Los abogados de la víctima pedían una indemnización de 740.000 euros por los días de hospitalización, las secuelas y la posterior muerte. Por el contrario, la aseguradora del consistorio rebatía algunas cantidades concretas sobre los daños morales a la víctima y la familia, las secuelas y otros conceptos, además de los intereses de demora.

El juzgado recrimina a la aseguradora que las secuelas iniciales de la mujer ya podían objetivarse e indemnizarse en julio del 2019 y que no hizo ninguna oferta mínima aunque peritos de la compañía habían visitado a la víctima.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento